La explicación de Laporta sobre los alemanes que coparon el Camp Nou

El pasado jueves, el Barcelona quedó eliminado en los cuartos de final de la UEFA Europa League, tras caer por 3-2 ante Eintracht Frankfurt. Durante ese encuentro, los fanáticos del azulgrana se manifestaron por la cantidad de espectadores que asistieron al Camp Nou a apoyar al equipo alemán. Si bien tenían asignados 5.000 lugares por normativa UEFA, fueron cerca de 30 mil las personas que ingresaron a la cancha. El presidente del Barcelona, Joan Laporta, se refirió al asunto durante este martes en una rueda de prensa que: “Grupos organizados y especialistas en la reventa provocaron que los mecanismos de control que activó el club fueran insuficientes”

Mirá también

 A su vez, explicó que la cantidad de aficionados del Eintracht que se acercaron al Camp Nousuperó las previsiones del departamento de seguridad, que optó por dejarlos entrar para evitar “situaciones de tensión que hubiesen sido extremas”.

Laporta en conferencia de prensa (EFE).

Laporta en conferencia de prensa (EFE).

Mirá también

Como es habitual en las competiciones europeas, el Barcelona puso en marcha un sistema para evitar la compra de entradas que vinieran desde Alemania. Se basa en bloquear las direcciones IP y tarjetas bancarias de ese país, aunque los aficionados del Eintracht lo superaron acudiendo a la reventa.

Mirá también

Fueron 79.468 los hinchas de ambos equipos que ingresaron al estadio. El vicepresidente del área de márketing del Barcelona, Juli Guiu, detalló que 1.500 entradas se vendieron en taquillas, 23.427 online y 3.670 a través de touroperadores, una empresa de turismo que, según los dirigentes del Barcelona, actuó con “mala praxis”. El gran problema fueron las entradas vendidas a través de la página web del club, la cual rechazó 27 mil peticiones desde Alemania, hasta que el sistema se desbordó y los mecanismos de control fueron superados.

Mirá también

Los hinchas alemanes en el Camp Nou (AP).

Los hinchas alemanes en el Camp Nou (AP).

A su vez, Laporta añadió que unos 7.800 socios también actuaron de manera ilegal, ya que compraron las entradas con el descuento habitual y posiblemente después las revendieron a los aficionados alemanes. “Se desbordó todo. Entendemos que el club no es el culpable, pero sí que es el máximo responsable porque tenemos que procurar que en la organización de los partidos esto no vuelva a suceder. El club no vendió entradas a los alemanes”, aseguró el pope.

Mirá también

El jefe de seguridad del FCBarcelona, Lluís Venteo, admitió: “Tuvimos suerte de que no se produjeran muchos incidentes en las gradas entre aficionados de los dos equipos, ya que si los agentes de seguridad hubieran actuado se podrían haber vivido situaciones de tensión extremas”. Por su parte, Laporta reveló que la UEFA los felicitó por el operativo de seguridad que llevaron a cabo, ya que “podría haber sido peor”.

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *