la emoción, los reencuentros, la intimidad del vestuario

A Guadalupe, su pequeña hija, alguna vez le va a contar que su papá lloró en un partido. Que lloró su familia. Que lloraron los hinchas. Guadalupe estuvo ahí, presente, pero es bebé y, claro, no recordará esas imágenes. También le contarán que su padre fue un ídolo con todas las letras. Hecho y derecho. Que jugaba como los dioses y que a ese talento innato le agregaba un sacrificio que lo hacía todavía más grande. El último gran emblema de Racing una tarde bajó la bandera que supo izar como ejemplo más con actos que con palabras. Porque así pensó y sintió siempre él: mejor demostrar que hablar. Y el que quisiera seguirlo, que lo hiciera.

Licha López y Bou, dos amigos que se reencontraron en el vestuario. @pgustavobou

Licha López y Bou, dos amigos que se reencontraron en el vestuario. @pgustavobou

A los 38 años, Lisandro López cerró su tercer y último ciclo en Racing, rodeado de compañeros que usaron -todos- la casaca con su nombre en la espalda como homenaje. A tono con lo que fue un 2021 lleno de adversidades para Racing, no pudo completar el partido. A poco de comenzado, sufrió una molestia en el aductor izquierdo (venía tocado). Pero bien a lo Licha, como buen guerrero aguantó con el corazón en la mano y corriendo algo rengo hasta que llegaran los 15 minutos en honor a su histórico dorsal. Ahí, desde todos los rincones del Cilindro, estalló el “Lisaaandro, lisaaandro” y el “Olele, olala, Lisandro es de Racing, de Racing de verdad”.

El mensaje de la Pantera en una historia.

El mensaje de la Pantera en una historia.

Quebrado en llanto, se fundió en un abrazo sentido con todos los que se cruzaba en esa salida de la cancha. La última con la camiseta de Racing. Ya desde el banco, disfrutó de los goles de Correa, el primero con dedicatoria al ahora ex capitán: el cordobés emuló su festejo tradicional al llevarse el dedo índice a la sien derecha. Los abrazos se multiplicaron sobre el final. Hasta hubo un apretón fuerte entre Licha y Diego Aval, el árbitro. Nadie quedo al margen de tanta emoción. Todos estuvieron dentro de esa marea.

EL SENTIMIENTO DE LICHA

“Racing es todo en mi vida. Mi casa futbolísticamente, el club que me dio la posibilidad de hacer lo que amo de manera profesional. Aprovecho para mandarle un abrazo a Miguel Micó (su descubridor), quien confió en mí en su momento y me hizo conocer este mundo maravilloso que es Racing. Es una agradecimiento eterno a la gente. traté de devolvérselo siempre dentro de la cancha”, dijo el ahora ex capitán apenas terminado el partido.

Licha, junto a Bou y Ezequiel Videla. Los tres fueron compañeros y los dos últimos, campeones en 2014. @pgustavobou

Licha, junto a Bou y Ezequiel Videla. Los tres fueron compañeros y los dos últimos, campeones en 2014. @pgustavobou

Luego, en el túnel, en diálogo con el sitio oficial, se lo vio más conmovido aún: “Estoy contento por el resultado porque me gusta mucho ganar y lo necesitábamos. Hay un reconocimiento de la gente hacia mi persona a lo largo de estos años y eso es lo que a  mí me llena, me emociona y enorgullece”.  Mientras hablaba, Gabriel Arias, en muletas (fue operado del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda) pasó a su lado y tuvieron un intercambio de palabras afectuosas que sensibilizaron a Lisandro. 

La historia a Instagram que subió Lautaro Martínez. @lautaromartinez

La historia a Instagram que subió Lautaro Martínez. @lautaromartinez

Licha deja una marca imborrable. Fue campeón dos veces, sí, aunque lo que más se le valoró y se le reconocerá siempre fue su compromiso puesto al servicio de su calidad para perseguir esa gloria. Humilde, luchador, cabrón, autoexigente, perseverante. De perfil bajo, sin vanidades. Serio, responsable, profesional las 24 horas. Una guía para los más chicos y un estímulo para los grandes.

Licha López junto a los más veteranos del plantel en el vestuario.

Licha López junto a los más veteranos del plantel en el vestuario.

LA ALEGRÍA DE LA PANTERA BOU POR ESTAR CON SU AMIGO

“Feliz de haber estado en este momento importante para vos, Licha, rodeado de amigos. Gracias por todo, capitán. Mucha suerte en tu nueva etapa”, fue el mensaje que Gustavo Bou le escribió en un posteo de Instagram (@pgustavobou) a su gran amigo, relación que siempre mantuvieron a la distancia luego de compartir equipo en dos periodos en Racing.

Javier Correa entró en su reemplazo a los 17 minutos del primer tiempo por lesión y metió dos goles, uno de ellos dedicado al ídolo: emuló su festejo tradicional con el dedo índice derecho colocado en una sien. En esa celebración terminó abrazado con el dueño de la tarde. “Muchas gracias por todo Licha querido!!!. Un placer compartir cancha con vos. Y te robé el festejo. Éxitos en tu vida y en lo que venga”, publicó en una historia de Instagram el cordobés (@jcorreaa9).  

El mensaje de Javier Correa a Licha. @jcorreaa9

El mensaje de Javier Correa a Licha. @jcorreaa9

Lisandro volvió del exterior en busca de un título que se le dio con Racing. Y del que fue su máximo artífice como goleador del torneo en 2018-2019. Arrasaba ese Lisandro con la cabeza, la experiencia, un físico que aún le permitía jugar en todos los sectores de la cancha. Y con su capacidad goleadora. Parecía que se despedía de Racing al irse al Atlanta United de la MLS. Pero hubo un tercer ciclo. Y se fue. Con 79 goles en 232 partidos. Con el corazón y el alma tranquilos por haber dado todo.

Mirá también

Cvitanich subió esta foto durante la  última concentración con Licha. @daricvitaok

Cvitanich subió esta foto durante la última concentración con Licha. @daricvitaok

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *