La descarga de Pusineri y el “beso a la abuela”


No fue una noche fácil en el Libertadores de America. Independiente volvió a su estadio luego de la derrota en el clásico que caló hondo en todo el Mundo Rojo. Pese a toda esta situación, el equipo mostró otra cara ante un rival menor que igualmente lo complicó. Sin embargo, el plantel se fue de la cancha con una mezcla de silbidos y aplausos.

Mirá también

El estadio era un verdadero infierno: algunos silbidos a los jugadores, insultos a los dirigente y clima caliente por el debut en la Copa. Lucas Pusineri lo sabía y siempre mantuvo la compostura, alentó a los suyos y no tuvo mayores sobresaltos. Aunque todo cambió con el gol de Leandro Fernández. Ahí el DT explotó: el delantero lo fue a festejar con todo el banco y con una celebración descontrolada se fundieron todos en un abrazo.

Más tarde, cuando el partido se tornaba algo complicado con llegadas de Fortaleza que no podían capitalizar, Lucas se mostró sereno desde el banco y tuvo una actitud especial: en su saco llevaba una foto de su abuela, Nelly Rivetti, que lo acompaña desde el cielo, y a los 65 minutos la beso para darse fuerzas. ¿Será cábala?

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *