La confesión de Dybala sobre la tanda de penales y el consejo del Dibu

Si bien Paulo Dybala no tuvo tanto rodaje en el Mundial de Qatar, en el momento más inolvidable del torneo le tocó tener un rol protagónico que supo defender y estar más que a la altura. El delantero de la Roma formó parte de la definición por penales tras el empate 3-3 ante Francia y luego de los festejos en Argentina sorprendió al contar por qué eligió patear al medio.

Este martes, después de haber estado durante horas en la caravana que iba desde Ezeiza con el objetivo de llegar al Obelisco, terminó viajando con Messi y Di María en un helicóptero que partió desde el predio de AFA rumbo al aeropuerto de San Fernando donde se tomaron un avión privado y llegaron a Rosario. Allí, el oriundo de Córdoba se despidió de sus compañeros y siguió camino para su ciudad.

Fue justamente al llegar a la capital de Córdoba que habló con la prensa local y trató de resumir la inolvidable jornada que vivió. Los dos días más largos y felices que muchos vivieron hasta el momento. “Estoy muy feliz, pero muy cansado. Me voy a Laguna a saludar a la gente de allá. No hay dimensión”, confesó.

Al llegar a Laguna Larga, la localidad de 8 mil habitantes en la cual nació, profundizó sobre la histórica final que quedará en el recuerdo por siempre. Fue ahí que brindó detalles sobre el detrás de escena de la decisión de definir al medio en el segundo penal y puntualizó: “Cuando el técnico me llamó para entrar, sabía que era para los penales. Y entonces tenía que tratar de tener la cabeza lo más fría posible. No es fácil porque no todos los días se juega una final del mundo. Se me hizo larguísimo el momento de caminar hasta la pelota. No llegaba más. Había hablado con el Dibu. Él me había aconsejado tirar al medio después de que ellos habían errado. Yo iba a cruzar el remate, el arquero se tiró a ese palo, pero escuché lo que dijo mi compañero”.

Y agregó: “Cambié a último momento. Le hice caso al Dibu porque ellos habían errado antes que yo y me dijo que pateara al medio, patee ahí y fue gol”.

Messi también llegó a su ciudad

Lionel Messi ya está en su casa de Rosario. Junto Ángel Di María y Paulo Dybala, viajó desde el aeropuerto de San Fernando a Rosario en un avión privado tras la interrumpida caravana por la Ciudad de Buenos Aires. La locura social en la ciudad fue tremenda, con mucha emoción para los privilegiados que lo pudieron ver de cerca.

Los tres futbolistas llegaron poco después de las 18.30. La Pulga y el Fideo se subieron a un helicóptero que los condujo al barrio de Funes, mientras que Paulo Dybala partió para Córdoba, Laguna Larga, su pueblo.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, fue a recibir a los tres futbolistas. Hubo una fuerte guardia periodística en el aeropuerto, pero solo se permitió tomar imágenes de larga distancia, sin posibilidad de tener contacto con los futbolistas.

De todas maneras, los jugadores se sacaron fotos con los los empleados y autoridades que trabajan en el aeropuerto.

Al llegar el helicóptero al barrio, el Kily González esperaba a Messi y Di María. Para Leo ya había un vallado preparado para evitar que los hinchas se le tiren encima, aunque igual se acercó para sacarse fotos con los fans antes de subirse a un auto manejado por su esposa, Antonela Rocuzzo, que lo esperaba para trasladarlo a su casa.

En casa estaban sus tres hijos, una sobrina y la mamá de Leo, que estaban desde este lunes por la tarde tras viajar desde Doha

Hubo una custodia policial que facilitó el ingreso del auto que llevó a Messi hasta su casa. El grito de “dale campeón” fue varias veces repetido. Mucha emoción. El auto ingresó lentamente al garage porque la algarabía era enorme.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *