La broma de Gallardo sobre su salud


Estuvo doblado del dolor. Incómodo. Pero finalmente se sacó la piedra. ¿Del riñón? No: del zapato. Marcelo Gallardo respiró aliviado, casi tanto como cuando en la semana le sacaron los cálculos renales que tanto lo habían torturado. Y en buena parte fue gracias a él: en la previa se dudaba sobre la presencia del Muñeco en Santa Fe y anoche el técnico de River demostró lo importante que era que estuviera en la cancha. Porque fue él quien cambió el rumbo de un partido en el que su equipo no hacía pie, con el cambio de Quintero por Martínez Quarta. Y por eso hizo el esfuerzo de estar aunque, como dijo él mismo anoche tras el 2-1, “Llegué con lo justo, no me sobraba nada, ja”.

Mirá también

“El partido fue difícil, como mi semana, dura, ja. Se sacó un partido adelante muy complicado. Unión nos complicó al principio y por eso hice el cambio, para volver a tener el control de la pelota que no tuvimos de entrada. Destaco que hoy tuvimos puntería porque las veces que llegamos fueron goles y sirvió para seguir arriba en un partido incómodo. Madelón nos había hecho un planteo de acuerdo a la disposición de tres centrales, no estábamos agarrando la pelota”, empezó a analizar el Muñeco después del juego. Y siguió en la misma tónica: “Fue un partido muy luchado, no había mucho espacio para jugar y la pelota iba mucho por arriba. Y ellos no bajaron nunca la intensidad: pensé que les iba a pasar porque habían jugado el jueves pero no. Por eso se hizo muy difícil. Y hay que saber jugarlo así, eh”.

Claro, es que el deté remarcó algo que suele remarcar: que cuando el rival no te deja hacer tu juego, el equipo tiene que dar la cara de otra manera también: “Hay que amoldarse a todo. Si vos querés salir campeón tenés que saber afrontar todos los partidos. A veces son favorables porque vos hacés lo que querés hacer y otros no se puede y el rival nos va a llevar a un lugar donde nos van a poner incómodos y también hay que sacarlos adelante”.

Mirá también

En definitiva, un alivio para Gallardo. Por lo chivo que fue el partido y, sobre todo, porque sigue arriba y dependiendo de sí mismo para lograr el objetivo de ganar su primera liga: “Va a ser así de duro hasta al final. Todos los partidos. Ustedes vieron que Boca ganó con lo justo en su cancha contra un rival que venía de jugar Copa. Yo les dije que no había que subestimar a nadie, es un torneo muy parejo el argentino. Veremos…”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *