La Banda de Monterrey – Olé


Leonel Vangioni y Marcelo Barovero tienen una particular historia con Monterrey. En dicha ciudad tiene su origen Tigres, equipo al que River venció en la final de la Copa Libertadores 2015, y en la que el Piri y Trapito fueron grandes partícipes en la obtención del título. El antecedente marca que ambos futbolistas amargaron a medio poblado, ya que la otra mitad pertenece al actual club de los argentinos: los Rayados.

Mirá también

Campeones de la Liga MX durante este domingo, la historia entonces tiene un revés, ya que pasaron de amargar a media ciudad en 2015 a ser la alegría de la otra mitad. ¿Algo más? Sí. Parece que en cada definición de este estilo tiene que haber un Funes Mori: en aquella final con River, Ramiro fue titular e hizo un gol, y misma situación se repitió este fin de semana con su mellizo Rogelio en Monterrey. Creer o reventar.

Mirá también

Luego de ser el autor del penal del campeonato y desatar la locura en el Estadio Azteca, Vangioni hizo algunas declaraciones en medio de la euforia: “Nadie confiaba en nosotros y callamos muchas bocas. Me tocó patear el quinto penal, nunca lo había hecho, pero me tuve fe, se lo pedí al entrenador y pude definir la serie. Estoy agradecido con Mohamed porque yo venía de no jugar mucho, pero a partir de su llegada tuve más continuidad, por eso este logro se lo debo mucho a él”, fue lo dicho por el Piri.

Vangioni celebra luego de meter su penal, el que le dio el título a Rayados.

Mirá también

Claro que Barovero también tuvo su protagonismo en la final, ya que el ex Millo le contuvo un penal al chileno Nicolás Castillo del América, clave para que los Rayados se impongan en la definición desde los doce pasos. Trapito también habló después del partido y contó cómo fue ese momento: “La verdad es que adiviné hacia donde lo iba a tirar Castillo, tuve esa fortuna y ahora hay que disfrutar este campeonato porque sufrimos mucho para lograrlo. No tuvimos un buen arranque de torneo, pero el fútbol te da estas oportunidades, parecía que no entrábamos a la Liguilla y ahora celebramos porque creímos en nosotros. La clave fue nunca bajar los brazos, insistir y dar vuelta una situación que parecía complicada”.

La historia de La Banda de Monterrey sumó una nueva página: Vangioni y Barovero, de amargar a media ciudad a ser la felicidad de la otra mitad.

Barovero al momento de contener el penal de Castillo.

Mirá también Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *