Julián y su sociedad con Leo: “Ayudar a Messi es inolvidable”

La vida (eso que transcurre entre Mundial y Mundial) tiene esto: mil vueltas. Ahí está Julián. Tiene 11 años. Viaja en el auto de Gustavo, alias Pululo, como todo el mundo conoce a su papá. Va sentado junto a sus dos hermanos mayores, Rafael y Agustín. Hacen el recorrido entre Calchín, su pueblo natal, y el Orfeo de Córdoba: 123 kilómetros de ansiedad, de nervios, de boca seca, del corazón latiendo a mil, de sentirse cerca de un momento que soñó durante tiempo. Llegan. Es 2011. Y van al Orfeo porque ahí se hospeda la Selección argentina que en ese entonces dirige el Checho Batista.

El acceso al lugar no resulta sencillo por la custodia. Pero logran pasar. Y ahí están, en el comedor, nerviosos, aguardando. Hasta que todo ocurre. Llega el momento que tanto esperaron. Nadie entiende bien cómo, pero sucede: ven a Leo Messi. Lo frenan. Leo les firma sus camisetas de la Selección. Y le piden una foto. Es una selfie histórica. Julián lo sabe. Se la mostrará a todos sus amigos del colegio, a todo Calchín. Lo que no sabe Julián en ese entonces es lo que pasará 11 años después.

Julián (a la izquierda) junto a sus dos hermanos (Rafael y Agustín) y a Messi, previo a la Copa América 2011.Julián (a la izquierda) junto a sus dos hermanos (Rafael y Agustín) y a Messi, previo a la Copa América 2011.

Y acá estamos. Diciembre 2022. Julián espera en el área del estadio Lusail. Es, también, una espera de ansiedad, de nervios, de boca seca, del corazón a mil, de ese sentirse cerca de un momento que soñó durante mucho tiempo. Hasta que ocurre. Todo sucede: aparece Leo Messi (cuándo no). Como hace 11 años. Leo sale por un lugar por el que nadie lo esperaba. Con 35 años, acaba de descaderar a Josko Gvardiol, de 20. Parece imposible. Es real. La pelota parecía que se le iba. Pero no. Parecía que Gvardiol, de las grandes promesas del fútbol mundial, se la iba a sacar. Pero no. Leo tira el centro atrás. Y ahí está Julián. Para que de aquella selfie en Córdoba 11 años atrás pase a estos miles de flashes de cámaras y de celulares.

Mundial Qatar 202214-12-2022

Jugadón de Messi y 3 a 0 de Julián

Se me pasan muchas cosas por la cabeza, muchas. Estamos todos como locos. Imagino que en Calchín están todos felices, como todos en el país. Ver a la gente festejar en Argentina me hace recordar momentos que yo viví con la Selección en mi pueblo en el 2014. Por eso, estar hoy de este lado es una sensación inolvidable. Queda un pasito más y vamos a dejar todo…”.

Que quede claro: Julián no es una relevación. Es una de las figuras de este Mundial inolvidable para él y para el pueblo argentino. Julián, el que se metió en el equipo en el camino, hoy es indispensable. Y no sólo eso, cada partido juega mejor, cada partido se asocia mejor con Messi, cada partido aporta más. Esta vez, dos goles y la falta en el penal que luego Leo metió.

Mundial Qatar 202214-12-2022

Julián puso el 2 a 0 de Argentina

Es muy emocionante ver todo esto, la gente, mi familia, todo durante este Mundial es algo increíble. Estamos felices. Vamos a jugar el último partido por el título, que era lo que queríamos”.

Julián no sólo los corre a todos, también los ataca, los pasa y termina definiendo, a lo guapo, como en el segundo gol… “Empecé a encarar y cuando la agarré me di cuenta de que varios compañeros se me cruzaban. La pelota me iba picando medio mal, pero me iba quedando y por suerte pude definir. Fue un gol que nos dio tranquilidad”.

Sus abrazos con Messi ya son casi una marca registrada en Qatar. Marcó contra Polonia, Australia y ahora otros dos para llegar a cuatro y meterse ahí arriba entre los artilleros del Mundial: Leo y Mbappé lideran la tabla con cinco y Olivier Giroud lo acompaña.

“Merecíamos estar en la final. Estamos felices como todo el país y vamos por más”, dice Julián. Un Julián que hace historia. Porque es muy fuerte lo que vive. De aquella foto que le pidió a Leo a abrazarlo en los goles y a que el propio Messi diga que el premio de MVP del partido que le dieron a él se lo merecía Julián: “Siempre digo que el trabajo grupal es nuestra fortaleza Julián se destacó por encima de todos, nos abrió el camino, corrió, se peleó con todos. Generó. Fue importantísimo como en este Mundial, y se lo merece él”.

¿Qué dijo Julián de estas palabras del Diez?

“Es un orgullo. Leo es nuestra bandera. Hizo una Copa del Mundo fenomenal. Ayudarlo es inolvidable”.

Y no sólo Messi lo elogió. También el otro Lionel (Scaloni): “Juli hizo un partido muy bueno por los dos goles y porque venía con Brozovic o el que le tocara porque nuestros volantes iban a tomar a los laterales. Hace un despliegue increíble. Por su edad, es normal que se quiera comer el mundo y lo que le decís, lo hace. Pudo plasmar sus ganas en la red y está muy bien”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *