Juanfer, ni titular ni suplente: el elegido

Hoy la discusión futbolera en River es si Juanfer Quintero debe ser titular o no. Se habla de cuándo rinde más, si entrando de arranque o en los segundos tiempos. Mi opinión, como la de tantos, es que cuando salta a la cancha con los partidos en trámite el mago colombiano hace desastres. Pero a quién le importa lo que yo piense…

Creo, sí, en algo que debemos tener en cuenta: para Gallardo, Juanfer es su jugador preferido, su debilidad. Y Juanfer lo sabe. Y aunque los dos se pongan el cassette diciendo que “va a jugar el que esté mejor” o que “el técnico es el que decide” y todo ese bla bla bla, no les tendríamos que creer.

Juanfer Quintero, el jugador que Gallardo elije para romper los partidos en los segundos tiempos.

Juanfer Quintero, el jugador que Gallardo elije para romper los partidos en los segundos tiempos.

Por eso lo más importante de todo este debate no es si debe esperar en el banco o no, sino que Quintero acepta contento el enorme desafío que implica ser el mimado del Muñeco. Absorbe semejante presión, se hace cargo de ella y actúa en consecuencia con profesionalismo jugando cuando le toca sin chistar. Está en una posición histórica que muchos preferirían esquivar por temor al fracaso rotundo. No es su caso. Siempre supimos que al Nalgón le sobra coraje.

Zurda mágica. Desde su regreso a River, Juanfer ya convirtió dos goles.

Zurda mágica. Desde su regreso a River, Juanfer ya convirtió dos goles.

Ese don lo confirmamos cuando medio mundo le leyó los labios en Madrid gritándole “¡dámela, dámale!” a Nacho Fernández. Y todo sabemos cómo terminó esa historia. Para cerrar el círculo virtuoso, el resto del plantel también lo entiende así, por eso no hay espacios para celos de vedetongas tan propios de otros equipos (si usan ropa de entrenamiento azul y amarilla es pura casualidad). Esa conexión entre los dos nutre al resto. El que no lo entienda, bueno, deberá hacer el gol más importante de la historia del club y luego se verá.

Mirá también

Mirá también

Hasta el mismo Juanfer ya mostró algo de fastidio post partido de Newell’s cuando respondió sobre el tema con la misma claridad con la que juega a la pelota: “No quiero hablar más de eso, llevo tres años hablando de lo mismo. El equipo es lo más importante, eso es lo que vale”.

Mirá también

¿Titular o suplente? Ninguna de las dos opciones: ser el “elegido” de Gallardo y jugar con ese piano sobre sus hombros cuando sea y donde sea es mucho más que la pequeña disyuntiva que hoy ocupa, al pedo si se me permite, a todo el mundo River. 

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *