Instituto ganó en el alargue y llevó la final al 5°

Instituto es el responsable de que la final de la Liga Nacional tenga un mañana. En realidad, un lunes, porque ese día se conocerá el campeón ya que el local venció 96-91 a Quimsa y dejó el 2-2 de la definición al mejor de cinco.

Gramajo entró bien para Quimsa (Prensa Quimsa).

Gramajo entró bien para Quimsa (Prensa Quimsa).

Impropio para el mejor equipo de la fase regular fue el primer cuarto. La Fusión cambió de apodo y se pareció a un Fantasma que apenas metió 5-15 de cancha y sufrió cinco pérdidas. Demasiado en 10 minutos que la Gloria aprovechó con apenas una pelota perdida y 9 lanzamientos (de 14) adentro. Tras un 8-9, el local anotó un parcial sorprendente de 20-0 para irse 30-11 a sentarse.

Mirá también

En el segundo, Sebastián González mandó a los suplentes, lo cual se asoció a una merma en la defensa de Instituto para que Quimsa también ganara por goleada el parcial (27-14), con lo cual se acercó y avisó que estaba en partido, incluso, prácticamente sin Anderson, el MVP que muy temprano, en apenas 17’, ya tenía 3 faltas y se sentaba con solo 2 tantos anotados y un rebote capturado.

Whelan defiende a Brussino (Prensa Quimsa).

Whelan defiende a Brussino (Prensa Quimsa).

Sin embargo, a falta de la figura, la segunda unidad bancaba la parada, como Gramajo, que llevaba 9 puntos y era el goleador parcial de un visitante que ya había metido a sus 12 jugadores y se mostraba mejor en los tableros (21-13 en rebotes) en un Ángel Sandrín colmado. El mismo número mostraba Cuello, máximo anotador del local, que sumaba 9 players.

Mirá también

Tras un cuarto para cada uno, el tercero salió muy parejo. Si bien seguía Cosolito y había vuelto Anderson, Quimsa confiaba en parte de reserva (Baralle, Gramajo y Acevedo) para mantener la presión ante un local que había vuelto al juego y cambiaba golpe por golpe. Aunque por culpa de sus cinco pérdidas en el chico no lograba despegarse. Cinco veces el marcador estuvo empatado en un tercer período que finalizó 63-61 para el local.

Quimsa pasó por primera vez al frente a falta de 9m05 con triple de Acevedo (64-63). Y después, las bombas que no habían entrado en ambos, comenzaron a meterlas: Baralle y Thomas en Quimsa; Chiarini y Copello en Instituto dejaban el 73-70 para los cordobeses.

Mirá también

La final estaba caliente y, por empujones, Gramajo y Romano recibían antideportivas. Fueron unos minutos que los árbitros pasaron más tiempos mirando el monitor para revisar jugadas que la pelota picando.  

Tras el 75-75 a 3m06 la pelota quemaba. Instituto llevaba tres lanzamientos errados y Quimsa, dos pérdidas. llegaron empatados al cierre y Baralle tuvo la última pero gastó segundos de más y se quedó sin nada. Así, 81-81, fueron al suplementario.

Mirá también

En el alargue, un triple y un doble de Romano (goleador con 22) fueron clave para que Instituto se adelantara y llegara con aire al cierre. Pero no la tuvo fácil: dos libres de Anderson dejaron el 90-88 con chance de igualdad, sobre todo por la pérdida posterior del local, con 43 segundos por jugar.

El propio Anderson acercó y Romano volvió a alejar a la Gloria (93-90 a 15 segundos). Pero el pivote volvió a meter dos libres y de nuevo llegó la incertidumbre. Cuello, con sus libres, la despejó… Aunque Baralle tuvo el empate pero falló el triple del final. Y Romano, la figura, liquidó.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *