Hinchas: locuras de amor hasta la muerte


Un hincha del Norwich falleció y en su testamento destinó 100 libras a los jugadores para que se tomen una ronda de cerveza. Pero lo que hizo Barrie Greaves, el fana de los Canarios que murió el 28 de dicimebre a los 83 años, no es la única locura de amor hacia un club desde el Más Allá. ¡Y en Olé te contamos otras historias de hinchas que alientan hasta y después de la muerte!

Mirá también

Urna cosa de locos

Aunque falleció, este fana de Tigres no falta nunca a la cancha,

La facción “Libre y Lokos” de la barra de Tigres de México tiene un aliento, digamos, especial. El del Píldora Ocañas. Este hincha murió hace ya 15 años en un accidente automovilístico. Entonces, una vez cremado, sus amigos del tablón llevan sus cenizas en una urna decorada con los colores del club para que los acompañe en cada partido. De hecho, el Píldora (su urna, obvio) estuvo en el Florencio Sola cuando vino a la Argentina para jugar ante Banfield en la Libertadores 2005. Ah, y tampoco se perdió la final de la Copa ante River en 2015.

Y va el sepulturero

El ataúd con la forma del Bernabéu.

Una funeraria española, llamada Mi último capricho, lanzó en 2017 un producto para morirse: ataúdes con la forma del estadio Santiago Bernabéu. Estos féretros, tallados en madera de cedro, traen grabado el escudo del Real Madrid, tanto por fuera como por dentro del ataúd. “Garantizamos que no habrá dos trabajos iguales, no utilizamos piezas estándar, cada una de ellas será única en su diseño, tamaño, ergonomía y funcionalidad, según los gustos y estilo de vida de cada uno de nuestros clientes. Son productos de lujo, elegantes y adaptados a cada persona”, detalló la empresa. Eso sí, más de uno quedó seco al enterarse el precio de estos hermosos ataúdes: ¡a partir de 15.000 euros!

Sólo para fanáticos del Merengue.

Mirá también

Dejo todo por vos…

La pareja de Gimnasia que puso al Lobo como heredero.

En octubre de 2018, Isabel Pertierra y Santiago Dalto, un matrimonio de hinchas fanáticos de Gimnasia, decidió hacer una hermosa locura: un testamento en el que le entregan todos sus bienes al club. El matrimonio tomó la decisión poniendo la firma ante escribano y con una sola condición: que el resultante de esos bienes se destine únicamente a infraestructura de las Inferiores. La pareja, casada hace más de 40 años y sin descendencia, contó que lo hicieron porque el Lobo forma parte de su vida. Sí, un gran gesto.

Ni la muerte nos va…

La movida de Boca de poner su cementerio al final no prosperó en el tiempo.

Sí, sí, señores, Boca inauguró en 2006 su propio cementerio. En el selecto Parque Privado Iraola se destinó un sector para sus hinchas, con tres mil parcelas y con espacio para ampliarlo hasta las 12 mil. Y todo adornado con flores azules y amarillas. En la inauguración, el gran Rata Rattín tiró entre risas: “Está tan lindo que dan ganas de quedarse…”.

El cementerio azul y oro, incluso tenía su escudo en el pasto.

Ohhh, 9 sos cajón…

En México un grupo de amigos llevó un féretro a la canchita e hicieron que el cajón meta un gol.

En Tamaulipas, México, en diciembre de 2018, un equipo de fútbol llevó a la cancha el ataúd de un compañero que había muerto recientemente, lo pusieron en el campo de juego y hasta le hicieron meter un gol. Sí, sin rivales, los jugadores tocaron desde el arquero hasta el delantero, quien recibió e hizo rebotar la pelota en el cajón que se metió en el arco…

Parca qué te traje

Para el debut en la Bundesliga llevaron las fotos de hinchas fallecidos.

Una gran movida hicieron los hinchas del Union Berlin en agosto del año pasado: en su primer partido en la Bundesliga, llevaron fotos de hinchas muertos como una forma de que estuvieran presentes en ese día histórico, el debut del club en la Primera de Alemania. Eso sí, el partido fue para morirse: perdieron por goleada 4-0 ante el Leipzig….

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *