¿Hay gas para otra reinvención?

En los casi ocho años del exitoso ciclo de Marcelo Gallardo, no fue la de Tigre la única derrota fea, el único golpe duro que River tuvo que afrontar.

Son ejemplo tres episodios de Libertadores: cuando en 2017 Lanús, que iba tres goles abajo, lo eliminó en semifinal; la final de 2019 con Flamengo, ganada hasta el minuto 89 y en la que la inspiración de Gabigol lo dejó sin nada; la caída con Mineiro en 2021, por una diferencia global de 4-0 y avasallado como nunca antes por un rival en mano a mano.

En esos y otros reveses, a menudo sobrevoló entre observadores un tufillo a ciclo agotado, a final de una era, a caída del Imperio Romano. Y después aparecía la famosa capacidad de “reinvención”, uno de los más formidables rasgos de la etapa Gallardo.

Mirá también

Armaba nuevos equipos, reemplazaba irreemplazables, promovía juveniles, realimentaba la ambición y ahí estaba otra vez la maquinita aceitada para pelear más objetivos.

Una de las cosas que el DT se ha ganado con su palmarés y el famoso Madrid, es que ante ningún fracaso deportivo, ni remotamente en River a alguien se le ocurría que Gallardo debía irse.

Un golpe durísimo que superó: los goles de Gabifol en la final de la Copa 2019 (Foto: Nayra Halm / Fotoarena / Lancepress!).

Un golpe durísimo que superó: los goles de Gabifol en la final de la Copa 2019 (Foto: Nayra Halm / Fotoarena / Lancepress!).

Mirá también

Tanto fue así que el año pasado, cuando ganó el torneo local que tanto se le negaba, curiosamente sus hinchas parecieron festejar más unos días después, al confirmarse que el Muñeco seguía otro año, después de que muchos lo consideraban afuera.

La pregunta es si este equipo, cuyo fútbol fluye a alto nivel solo en aislados momentos y no logra continuidad, y estos jugadores, promocionados como un dream team pero cuyo nivel presente y errores individuales en defensa hasta ponen en duda su real jerarquía, alientan a pensar en otra resurrección.

La propia imagen de Gallardo el miércoles, cuando no le encontraba la vuelta al equipo, augura una “reinvención” muy cuesta arriba y un pronóstico reservado en la Copa Libertadores.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *