Grandes deudores

La expectativa por ver el desempeño de los cinco grandes del fútbol argentino en la primera fecha de la Copa de la Liga Profesional era tan enorme como la decepción que causaron. Del súper River que armó Gallardo a la renovada formación que presentó Battaglia en Boca, con los regresos de apellidos de peso como los de Pol Fernández y Benedetto, pasando por la presentación de Cardona en Racing, los estrenos de Centurión y Troglio en San Lorenzo y de Eduardo Domínguez en Independiente, todos quedaron en deuda. Al menos en lo que refiere a los resultados.

El primero en apuntarse en este apartado fue San Lorenzo, que el viernes empató sin goles con Banfield en el Florencio Sola y que si bien mostró cosas interesantes, como el hecho de estar casi siempre bien parado o la facilidad para realizar la transición de defensa a ataque, muchas veces con Fernández Mercau incluido, también evidenció dificultades en lo que tiene que ver con la generación y concreción de situaciones de peligro.

Mirá también

El sábado los que dieron la nota fueron River e Independiente. Del equipo de MG, que cayó derrotado por 1-0 como visitante de Unión, se esperaba mucho más, sobre todo teniendo en cuenta el estupendo mercado que hizo, con refuerzos de categoría en todas las líneas. Es cierto que en Santa Fe perdió por un penal que no fue pero también que le faltó lucidez y picante para intentar más en el segundo tiempo. La imagen que dejó el Rojo en el 1-2 vs. Estudiantes, en tanto, es un poco más preocupante, primero porque fue un equipo absolutamente previsible y segundo porque los que deberían aportarle la cuota de calidad al juego de los de Edu Domínguez estuvieron totalmente apagados.

Mirá también

A Racing tampoco le cayó bien el debut. El conjunto que dirige Fernando Gago fue anfitrión de Gimnasia y pese a contar con el apoyo de su público no pudo hacer pesar la localía. Cardona fue titular pero no gravitó y Correa erró un penal en un partido que tuvo como grandes figuras a los arqueros: 0-0.

Mirá también

El que no tuvo suerte fue Boca. El último de los grandes en salir a la cancha vencía a Colón en la Bombonera con gol de Benedetto, el 9 que volvió de Europa con la ilusión de ganar la Copa Libertadores, pero a escasos minutos del final del partido se lo empató un ex River, Lucas Beltrán, a préstamo desde julio pasado en el club santafesino. Estuvo cerca el equipo de Battaglia de ser el único en alcanzar la victoria en el debut, pero el lujoso taco que tiró el Pulga Rodríguez a la salida de un tiro de esquina para abrir camino hacia la igualdad se lo impidió: 1-1 y adiós a la chance de ser el gran vencedor entre los grandes.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *