Gloria eterna a Pizzuti – Olé


A menudo los jovatos joroban con eso de que “todo tiempo pasado…”, y vos podés estar hablándoles de Dios mismo que siempre te van a encontrar a alguien de su época que era mejor. Simétricamente, muchos pibes parecen vivir como si el mundo hubiese comenzado cuando nacieron ellos, y sobrevaloran cualquier logro por desconocer la historia, todo lo que los precedió.

El Chango Cárdenas grita el golazo con el que el “equipo de José” salió campeón del mundo frente al Celtic Glasgow en Montevideo.

Mirá también

El hombre que nos dejó a sus 92 bien vividos años, es una de esas glorias que merecen el respeto y la memoria de quienes lo sobrevivimos. Juan José Pizzuti fue el hacedor de un equipo que dividió en dos los registros del fútbol: ganó en fila la liga local (esos torneos largos de todos contra todos ida y vuelta), la Copa Libertadores y, el gran broche, fue el primer argentino campeón mundial de clubes. La Academia de 1966/67 tuvo el bautismo popular de “El equipo de José”: Pizzuti le dio su nombre a uno de los equipos inmortales de la historia. Ya le había dado su impronta: la del sabio que corrió a Roberto Perfumo al puesto de N° 2, donde sería uno de los mejores del mundo; bajó a Coco Basile a jugar de 6, le dio pista al Panadero Díaz, y convenció a un grupo armado con saldos y retazos, que venía a los tropezones, de que podía ganarles a todos. Estuvo invicto 39 partidos, algo tan difícil como que fue tantos años después el Boca de Bianchi el que rompió esa marca. Y los hizo ir al frente en todas partes, sin achicarse nunca, contra nadie, en ningún lado.

Mirá también

Víctor Blanco y Diego Milito, al llegar este viernes al velatorio de Pizzuti en Racing (foto Alejandra Sandez).

“Lo que pasa es que José es soltero y no tiene compromisos”, bromeaba Perfumo sobre la audacia con la que Racing encaraba el mandato de su historia.

Pizzuti ya había sido un grande como jugador (además de la Acadé, brilló en Banfield, jugó en River y en Boca y fue campeón de América con la Selección). Lo que hizo después, como mentor y líder del más grande Racing, lo deja en el bronce para toda la eternidad.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *