Giroud: de la sequía en Rusia a meter el gol para ir a semi y alcanzar a Messi

Olivier Giroud está teniendo su Mundial, el que tanto deseaba, el que quería como desquite. ¿Pero cómo, no viene de ser campeón del mundo con Francia? Claro, sí, pero en Rusia 2018, el nueve que hoy juega en el Milan dio la vuelta sin poder marcar goles. Por eso, esta vez, su camino tiene un sabor diferente. Por eso aquí en Qatar se convirtió en la gran revolución francesa: ante Inglaterra, marcó el gol de la victoria, para meter a su equipo otra vez entre los cuatro mejores del mundo. Y encima, alcanzó a Messi con cuatro tantos en esta Copa del Mundo.

Selección de Francia10-12-2022

Giroud marcó el 2 a 1 para Francia

El gol, claro, tuvo un sello: un cabezazo de anticipo en el primer palo del hombre que mide 1,93 (la pelota también rozó en Maguire), tras un centro de Griezmann. Fue en un momento que a Francia se le había complicado el partido, porque no le encontraba la vuelta, el reloj corría y los penales asomaban. Incluso, Harry Kane terminaría fallando uno que bien pudo ser el 2-2.

El grito para marcar el 2-1. (AP Photo/Frank Augstein)El grito para marcar el 2-1. (AP Photo/Frank Augstein)

Pero Giroud esta vez está con otro olfato. Y la situación, claro, no deja de ser alentadora para el equipo de Didier Deschamps: si hace cuatro años fue campeón del mundo sin que la metiera su goleador, ahora que lo tiene de racha… Ya van cuatro gritos: dos en el 4-1 del debut ante Australia, uno en octavos en el 3-1 ante Polonia y ahora otro más en cuartos en el 2-1 ante Inglaterra.

El cabezazo ya se mete en el arco inglés. (AFP)El cabezazo ya se mete en el arco inglés. (AFP)

Pero el delantero francés, además, no sólo está viviendo su Mundial por esta racha, sino porque aquí en Qatar se convirtió en el goleador histórico de su selección, superando nada menos que a un peso pesado como Thierry Henry, que quedó segundo con 51. Giroud, ahora tiene 53 en 118 partidos con los Bleus. Incluso, está por encima de una gloria francesa como Michel Platini (41) y hasta bastante arriba de Karim Benzema (con 37).

Más allá del gol del 2-1, el delantero del Milan tuvo un partidazo. Siempre fue una complicación con sus movimientos para la defensa inglesa y terminó siendo decisivo para meter a Francia en semis. Así llega al choque de semis con Marruecos, con el olfato intacto, con confianza y con ganas de ahora sí quedar en la historia como lo que es: un goleador de raza.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *