Gallardo, una sombra pesada para Boca

Pasan los años, pasan los jugadores, pero lo que no pasa, además de la pasión de los hinchas, es Marcelo Gallardo. Y eso es lo importante. La garantía de que River seguirá siendo competitivo y la garantía, también, de cierta incomodidad en el rival de toda la vida antes de partidos como el de este domingo. El aura del Muñeco para los clásicos es un jugador en sí mismo. Y no cualquier jugador: es el más decisivo de todos los que tienen el CARP en el pecho, sobre una camiseta o sobre un saco. Y cada vez más: a medida que transcurre el tiempo, la figura del DT se agiganta y proyecta una inevitable sombra sobre Boca.

Mirá también

Así como hacia fines de los 90 y principios de los 2000 la sola presencia de Carlos Bianchi en el banco de Boca era una preocupación en sí misma para River, hace poco menos de ocho años que Gallardo encarna el mismo rol al otro lado de una calle que es cada vez más ancha. Con una diferencia: este ciclo no tiene a sus propios hombres mitológicos como Palermo, Guillermo y Riquelme dentro del campo: la figura absoluta de esta era es Gallardo porque más allá de que hayan pasado muchos jugadores que brillaron en los clásicos, ninguno de ellos terminó siendo tan superhéroe como lo es MG.

El Muñeco, el gran superhéroe de esta era de clásicos (AFP).

El Muñeco, el gran superhéroe de esta era de clásicos (AFP).

La calle que separa a River de Boca hoy es más ancha porque los últimos tiempos marcaron una supremacía desde el juego a nivel general y en los cara a cara que, encima, vinieron acompañados de eliminaciones directas a nivel internacional, entre ellas la final más importante de la historia de ambos clubes.

Mirá también

Desde aquel 9/12, de hecho, Boca casi nunca le jugó de igual a igual a River. Apenas se recuerda aquel 1-0 en la vuelta de las semifinales de la CL 19 con el que de todas formas quedó afuera, en un partido condicionado por el resultado de la ida y, sobre todo, por un cuanto menos polémico arbitraje de Sampaio. Después fue el propio Lechuga el que jugó con triple cinco en Núñez, con Mac Allister y Soldano haciendo bises de laterales.

Mirá también

Inclusive Russo, que lo eliminó por penales en la Copa Argentina y en la Copa de la Liga (con un River casi sin jugadores), siempre lo enfrentó con cautela, al punto de terminar sin patearle al arco en 90’ apostando, con éxito, a la tanda desde los 12 pasos. Battaglia parecía el señalado para emparejar fuerzas y jugar sin los complejos del pasado, pero se plantó en el Monumental con una premisa conservadora que se agudizó con la temprana expulsión de Rojo y la decisión de sacar a Cardona.

La última vez, le ganó el duelo a Battaglia (Télam).

La última vez, le ganó el duelo a Battaglia (Télam).

Mirá también

El último Súper, el de la corbata de Labruna y el de los goles de Álvarez, pareció un resumen de época. Y no necesariamente porque la diferencia en las estadísticas haya sido muy grande. De hecho, el más reciente triunfo fue 2-1 pero bien pudo haber terminado en goleada histórica. Y es que este cambio de paradigma para los superclásicos se basa en la calidad de los duelos ganados más que en la cantidad.

Desde Madrid que Boca no le juega de igual a igual a River (Reuters).

Desde Madrid que Boca no le juega de igual a igual a River (Reuters).

Las estadísticas de Gallardo contra Boca

Desde que asumió en 2014, Gallardo suma ocho victorias en derbis oficiales (11 contando amistosos), 11 empates y cinco derrotas (siete). Para discriminar esa estadística, la superioridad se dio en el plano continental, con cuatro triunfos, tres empates y apenas aquella caída en 2019 que igual lo clasificó a la final de la Copa. Si a eso se le suma la Supercopa en 2018, se entenderá mejor el sentimiento de una era que estuvo pareja en el ámbito local: cuatro victorias, cuatro derrotas y ocho tablas.

Mirá también

Por algo entre los hinchas hasta hoy se debate si Guillermo no merece otra chance aún con la mancha de las dos finales perdidas: en la gestión de GBS se vio por última vez a un CABJ jugándole de tú a tú a River. ¿Qué hará esta vez Battaglia: se le animará como hizo Gago hace pocas semanas o se limitará a intentar no pasar sobresaltos? Boca sólo puede hacerse estas preguntas antes de un derbi porque enfrente está Gallardo.

Lo quieren fuera del planeta (Atilio Costa Febre)

Si bien Gallardo no juega, es un protagonista crucial del superclásico porque es el que arma el andamiaje colectivo en la semana para ganarle a Boca. aunque no puedo dejar de mencionar la realidad de que en la vereda de enfrente quieren que Gallardo desaparezca ya mismo del planeta.

El Muñeco ha demostrado durante todos estos históricos años como entrenador de River que tiene un talento especial para preparar al equipo para esta clase de partidos contra el eterno rival y el domingo recién nos vamos a dar cuenta si volvió a sorprender a Boca con el planteo si a los jugadores les sale todo lo planificado por Gallardo, ya que lo que suceda en la cancha será obra y arte del técnico que marcó un antes y un después en la historia de los River-Boca y va por más.

Atilio Costa Febre, sobre la influencia de Gallardo.

Atilio Costa Febre, sobre la influencia de Gallardo.

Importante como fue Bianchi (Guillermo Coppola)

Gallardo es un jugador importantísimo en la historia de los superclásicos porque los grandes encuentros que se jugaron últimamente los ha ganado River. Y es importante como ya lo fue en otra época Carlos Bianchi. Aunque ninguno, sea técnico o jugador, se puede parangonar con la importancia que tienen River o Boca.

Pensando en el domingo, creo que River sigue buscando ese funcionamiento en el que va y va y te aturde de tanto ir pero al que aún le falta según el Muñeco. Y Boca, que arrastra sus problemas internos y las críticas por un rendimiento irregular, igualmente está buscando su identidad.Y aunque mostró cosas interesantes contra Estudiantes, llega con el capitán Izquierdoz afuera , Benedetto’ que no está al 100% y en pleno armado.

Guillermo Coppola, reconocido hincha xeneize.

Guillermo Coppola, reconocido hincha xeneize.

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *