Fury defiende el título de los pesados del CMB ante Wilder en la pelea más esperada del año

El británico Tyson Fury defenderá este sábado por la noche el título pesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el excampeón de la división Deontay Wilder, en la pelea central de la cartelera del T-Mobile Arena en Las Vegas, que para buena parte de la prensa especializada es la más importante del año.

Fury y Wilder volverán a enfrentarse en Las Vegas.

Fury y Wilder volverán a enfrentarse en Las Vegas.

En esta velada, que será televisada por la señal de cable ESPN + desde las 22, estará presente el argentino Marcelo Esteban Cóceres, quien se medirá con el invicto boricua Edgar Berlanga por el vacante cinturón super mediano de la Organización Norteamericana de Boxeo (NABO).

Mirá también

El choque entre Fury y Wilder será el tercero entre ellos, todos con el título pesado en juego. El primero fue el 1 de diciembre de 2018, en el Staples Center de Los Angeles, y terminó con un polémico empate y el segundo, el 22 de febrero de 2020, en el MGM Grand de Las Vegas, lo ganó el británico por nocaut técnico en siete rounds.

Wilder cae a la lona.

Wilder cae a la lona.

Este combate debía realizarse en agosto pasado pero Fury dio positivo de Covid y el tercer choque fue postergado.

EL PESO, ARRIBA

Tanto Fury, que marcó 277 libras (125,6 kg), como Wilder, con 238 (107,9), llegan a esta pelea con el máximo peso de sus carreras. El campeón pesa casi dos kilos más que cuando noqueó a Wilder en el séptimo asalto de su segundo encuentro en febrero de 2020, y más de nueve por encima que en su primer combate, que terminó en empate en diciembre de 2018. Mientras que el retador está siete libras por encima del peso que presentó en su derrota de hace 20 meses ante Fury, la última vez en que ambos púgiles subieron a un ring.

Tyson Fury, a la izquierda, señala a Deontay Wilder, ubicado a la derecha, en la ceremonia de pesaje de este tercer combate entre ambos.

Tyson Fury, a la izquierda, señala a Deontay Wilder, ubicado a la derecha, en la ceremonia de pesaje de este tercer combate entre ambos.

Consultado por la relevancia de su peso, Fury respondió: “Significa la aniquilación total de un vagabundo. Eso es lo que significa para mí: 277 libras… Voy a meterlo en la enfermería después de esta pelea, no se preocupen por eso”. Y agregó que se imagina el combate “con él gravemente herido en el suelo, destrozado, como si le hubiera atropellado un camión de 18 ruedas”. “No puedo esperar al sábado por la noche. Le voy a hacer mucho daño. Estará irreconocible después de la pelea”, comentó.

Mirá también

DOS HOMBRES CON RÉCORDS PESADOS

El británico, de 33 años, fue campeón pesado AMB, FIB y OMB en 2015 y dejó vacantes los títulos para tomarse un descanso del deporte durante dos años y medio. Llega a esta pelea con el formidable récord de 30 victorias (21 ko), 1 empate y ninguna derrota.

Wilder, de 35 años, no combate desde la derrota con Fury y tiene por su parte un palmarés que habla por sí solo: 42 triunfos (41 ko), ningún empate y 1 contraste.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *