fuertes discusiones entre pilotos y sus equipos

El Gran Premio de los Países Bajos volvió a confirmar dos tendencias que se vienen acrecentando en la temporada de la Fórmula 1: la supremacía de Max Verstappen sobre el resto de sus rivales con un nuevo triunfo (el décimo en el año) y los errores garrafales de Ferrari que les están costando puntos importantes en todo el año. Y en la final de la fecha 15 del campeonato ocurrieron dos momentos calientes de discusión entre pilotos y sus equipos.

Triunfo de Verstappen. (Reuters)

Triunfo de Verstappen. (Reuters)

En una carrera muy cambiante y con algunas incidencias claves para el desarrollo de la carrera, Carlos Sainz y Lewis Hamilton terminaron siendo los dos pilotos más perjudicados por decisiones fuera de su alcance. En primer lugar, el español, que había partido tercero y tenía la esperanza de conseguir otro podio para escalar en la clasificación general, se metió en boxes justo antes de un Virtual Safety Car. Sin embargo, ese lamento ocasional no fue nada comparado con el fallo que cometieron los mecánicos de la escudería de Maranello, quienes se olvidaron un neumático al momento de cambiar las cubiertas.

El tiempo promedio de detención era de 2.8 segundos en una parada standard. Sin embargo, Ferrari se demoró 12.7, una diferencia que mandó a Sainz de tercero a octavo sin escalas. “Oh my God (Oh mi Dios)“, dijo el madrileño en la comunicación con su Team Radio. “Ha sido un desastre con Carlos las dos llamadas a boxes. Un unsafe release de cinco segundos aquí ha sido duro”, afirmó Mattia Binotto, el jefe de equipo de Ferrari.

Mirá también

Por otro lado, Hamilton venía punteando la carrera y era el máximo candidato a quedarse con el triunfo. Es que le habían calzado a la perfección los neumáticos duros y, en consecuencia, tenía todo para hacer el 1-2 con George Russell o, en su defecto, para que su compañero de equipo peleara por la segunda plaza con el neerlandés. No obstante, el abandono de Valtteri Bottas le arruinó sus chances, dado entró el auto de seguridad y su equipo decidió no meterlo a boxes en el momento indicado.

No puedo creerlo muchachos. Cómo me cagaron. No les explico lo enojado que estoy“, vociferó el británico en diálogo con sus ingenieros. En efecto, Toto Wolff aseguró: “Se podían hacer dos cosas: meter a Lewis, perder la posición en la pista contra Verstappen y dejar a George fuera, o meter a ambos, lo que era complicado. Así que valió la pena correr el riesgo con George”.

Mirá también

¿Cómo sigue la Fórmula 1?

El próximo domingo se llevará a cabo el GP de Italia en lo que será la fecha 16 del certamen. La categoría entrará en el último tercio del torneo y los perseguidores ya no tienen margen de error si es que quieren evitar la consagración de Verstappen, hecho que parece casi imposible de lograr.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *