Fuerte sanción por escupir a un juez de línea en el ojo

Increíble situación se vivió en la 2.Bundesliga, la Segunda División de Alemania. Clemens Fandrich, volante del Erzgebirge Aue, escupió a un juez de línea en el ojo derecho cuando ya terminaba el duelo ante Ingolstadt, el pasado 22 de octubre, y ahora deberá atenerse a las consecuencias. Eso que su equipo ganaba 1-0 y faltaba un minuto para el final. El árbitro lo advirtió, lo expulsó y ahora recibió una fuerte sanción.

Iban 89′ de encuentro y el Aue se quedaba con los tres puntos en su casa, pero Fandrich se fue de contexto y se le salió la cadena por completo. Discutió fuerte con el asistente por el cobro de un lateral que para el mediocampista pertenecía a los suyos. Ante la negativa y sin muchas vueltas, lo escupió.

Mirá también

El momento del encontronazo, capturado desde la tribuna.

El momento del encontronazo, capturado desde la tribuna.

El árbitro Nicolas Winter percibió lo que pasaba y con el testimonio de su colega, le mostró la roja al futbolista, que estaba desencajado. Una vez terminado el duelo, Clemens se justificó y defendió su postura de que jamás había agredido a nadie y, obviamente, no era culpable de lo que se lo acusaba.

El línea le comentó al árbitro lo sucedido.

El línea le comentó al árbitro lo sucedido.

Mirá también

Fuerte sanción por escupir a un asistente

Igualmente, la Federación Alemana de Fútbol (DFB) le impuso un severo castigo: tiene prohibido jugar ¡hasta el 22 de mayo del próximo año! Sí, siete meses de castigo por su accionar. Y hasta le advirtieron que “tuvo suerte que la pena no fuera de dos años”.

El árbitro lo expulsó de inmediato.

El árbitro lo expulsó de inmediato.

Mirá también

“Estoy conmocionado. Es una mentira absoluta y un insulto a mi reputación. No le escupí. Conseguiré un abogado para ver cómo puedo contraatacar”, dijo Clemens después de irse expulsado y antes de conocer su pena. Ahora, tendrá una semana para apelar el veredicto y ver de apaciguar la condena.

“La violencia contra los árbitros y sus asistentes se castiga con suspensiones de seis meses a dos años”, comentó Hans Lorenz, jefe disciplinario de la DFB. “El tribunal tuvo en cuenta el impecable comportamiento previo de Fandrich en 12 años de fútbol profesional. Sin embargo, escupir en la cara de un asistente es un asunto tan serio que lo consideramos un castigo más severo”, aclaró.

Mirá también

El caso Santiago Ascacibar

El argentino Santiago Ascacibar fue protagonista de un suceso similar, también en Alemania. En 2019, jugando para Stuttgart, fue expulsado por escupir a Kai Havertz, por entonces en el Bayer Leverkusen. La acción fue duramente criticada por la prensa alemana por anti fair-play.​

Y la sanción fue dura: ​el tribunal de disciplina de la Bundesliga lo suspendió por seis semanas. “Me disculpo por mi comportamiento con el club y el plantel. Por supuesto, también con mi rival, Kai Havertz. Si bien fui provocado antes, algo como esto no debe pasarme”, ofreció sus disculpas el Ruso.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *