Ferro sufrió de más, pero pasó a la semifinal

La ilusión de todo un pueblo se agiganta a cada paso que da Ferro en el Reducido de la Primera Nacional. Desde hacía mucho tiempo que no había tanta expectativa en Caballito por la posibilidad cada vez más cercana de retornar a la máxima categoría. Pasaron 21 años de aquel descenso maldito, pasaron 21 años de frustraciones y angustias. Sin embargo, la actualidad del equipo invita a soñar con lograr el objetivo más importante: igualó contra San Martín de Tucumán en la vuelta de los cuartos de final, aprovechó el 2-0 de la ida y ya se metió en la semifinal, donde enfrentará a Quilmes. Semira y se toca.

Aleo, en contra, hizo ilusionar a San Martín

El Ciruja salió decidido a intentar dar vuelta la historia y hacer la épica en su excursión a CABA, pero aquellos primeros minutos intensos en lo que buscó llevarse a su rival por delante se fueron apagando con el correr del PT. Mientras que Oeste tuvo la mejor oportunidad para abrir el marcador y lograr mayor tranquilidad desde el resultado, aunque el cabezazo de Tomás Molina dio en el palo.

En el complemento, cuando parecía que el local se tiraba unos metros atrás para evitar sufrir, la visita se topó con el 1-0 luego de un rechazo desafortunado de Agustín Aleo que terminó entrando en su propio arco.

A partir de ahí, Oé tuvo que sufrir muchísimo, más allá de las complicaciones que contó el Santo para ser claro en los últimos metros. Igual, pasó a la semifinal y sigue soñando con la A.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *