Esto sí que fue hablar al Pepe

Es bravo perder, es duro, es feo. Duele. Más, cuando llegás a un mundial con alguna legítima esperanza de pelear el título. Más todavía cuando, a los 39 años, podés tener fundadas sospechas de que esta fue tu última oportunidad de ser campeón del mundo.

El bueno de Képler Lima Ferreira, un brasileño naturalizado portugués y conocido como Pepe, se quejó del arbitraje del argentino Facundo Tello (que fue muy correcto) y, con limitada capacidad autocrítica, lo responsabilizó de la eliminación de Portugal. Hasta ahí, lo podemos entender aunque no se justifique. El dolor de la derrota. Pero el rudo zaguero fue más allá. Y le pifió al tarro por un campo.

Cuando jugaban en España, Pepe ya tenía actitudes brutas e intimidantes con Messi (AFP PHOTO / Dominique Faget).Cuando jugaban en España, Pepe ya tenía actitudes brutas e intimidantes con Messi (AFP PHOTO / Dominique Faget).

Relacionó la actuación del referí con las quejas de Leo Messi el viernes por el arbitraje del español Mateu Lahoz, como si Tello hubiese actuado por mandato del capitán argentino. Y a la FIFA, por haberlo designado, cuando la nominación ya había sido conocida antes de que jugara Argentina.

Los portugueses andan diciendo que directamente le entreguen la copa a Argentina, como si lo que pasó ayer no hubiese sido un papelón ante Marruecos sino una gran conspiración internacional de la FIFA.

Pepe desperdició una gran chance delante del arco (EFE / EPA / Ali Haider).Pepe desperdició una gran chance delante del arco (EFE / EPA / Ali Haider).

Tener 39 años y una extensa y destacada trayectoria en la elite no garantiza haber aprendido a ser un buen perdedor. Pepe, además, no es un muchacho que se haya destacado por ser un competidor limpio y leal, y Messi se cansó de ganarle con el Barcelona cuando él jugaba en el Madrid. Una de las hazañas de Pepe en aquellos famosos clásicos fue pisar a propósito en la mano al argentino cuando estaba caído en el suelo (2012).

Algo se le quedó atravesado. Difícil ya que reflexione, por aquello de que no parece posible enderezar el árbol que creció torcido. Una lástima por Portugal, un muy buen equipo, pero sí es bueno para el fútbol y para el Mundial que Pepe haya quedado fuera de la competencia.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *