Estirón del Peque – Olé


Diego Schwartzman (14º), ganador frente a Pablo Cuevas por 5-7, 7-6 (11) y 7-5, estaba al borde de las lágrimas. Ni la victoria lo consolaba al Peque. Sobre el cierre del tercer set, el porteño sintió un tirón en la pierna izquierda y todo se le volvió negro. Tras recibir la asistencia médica continuó (e increíblemente ganó en solamente una pierna), continuó como pudo pero sin dejarse de hacer la cabeza. Su cara mostraba que temía lo peor y sus palabras le dieron forma a ese pensamiento.

Mirá también

“Es difícil hablar, no creo que sea bueno lo que me pasó. Está difícil, me quiero hacer un estudio, nunca sentí algo así. No soy de actuar, no me gusta terminar así, lo lamento por Pablo. Y lo digo de verdad. Gané pero no estoy contento. Nunca me lesioné y ahora creo que sí”, dijo Diego al borde de las lágrimas. Todo parece indicar que se desgarró, por lo que no se presentaría al duelo que completaban en la madrugada el brasileño Thiago Monteiro (92º) vs. Pedro Sousa (145º). Será cerca de las 15.30 (TyC Sports).

Previo al triste cierre, el duelo contra el uruguayo fue un partidazo. Parecía que se lo llevaba Cuevas, sobre todo porque tuvo cuatro match points en el tie-break del segundo set, pero Diego se levantó. En el capítulo final, Schwartzman largó con quiebre a favor, aunque su rival emparejó el juego. Tras la lesión, el Peque se cuidó y terminó logrando un triunfo impensado en 3h43m. De esta manera, se convirtió en el partido más largo de la historia del ATP de Buenos Aires superando al que se enfrentaron Felix Mantilla y Marc Lopez Tarres, en 2005, de 3h26m.

Mirá también

“Es espectacular jugar acá, pero me voy con una mezcla de sensaciones. Tengo alegría por la victoria pero estoy triste porque no sé si voy a poder jugar. Muchas gracias a todos”, se despidió.

El otro argentino que se metió en las semifinales es Juan Ignacio Londero (69º). El Topo sorprendió a Guido Pella (27° y segundo preclasificado) por 6-4 y 7-6 (4), tras 1h53m. El Topo no dejó que el zurdo se tomara revancha de la final del ATP 250 de Córdoba 2019 y aumentó la ventaja en el historial a 2-0.

Mirá también

Desde las 14, el cordobés, que se siente confiado con su juego, se medirá con el noruego Casper Ruud (45°), quien sigue sin ceder sets y ayer bajó al serbio Dusan Lajovic (23°), por 7-5 y 6-1. De ganar, el Topo volverá a ser top 60.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2