“Este es el mejor momento de la comunidad”

Gerónimo Benavides Marchesi está en su mejor momento, dicho por sus propias palabras y también por las de Martín Pérez Disalvo, con quien se conoce como a nadie en este mundo. Momo y Coscu representan, tal vez, una de las duplas más significativas en la historia del streaming en Argentina y juntos, desde sus comienzos en Twitch, la pelearon desde abajo para estar disfrutando de este presente. Pero nada es casualidad.

Durante la última charla de Momo con Olé, el streamer de 32 años contó su historia con Platense, club del que es fanático y al que trata de aportar desde su rol como mánager de Esports. Hoy, es también embajador digital del equipo y se encarga de llevar los colores del Calamar a todos lados, inclusive Europa, donde se encuentra viajando y generando contenido para sus seguidores.

Mirá también

Momo junto con Straka y los colores de Platense. Foto: Instagram.

Momo junto con Straka y los colores de Platense. Foto: Instagram.

Mirá también

La unión de la comunidad streamer hizo posible que, por estos días, el platense esté en Barcelona en la casa de Ibai Llanos, de quien ya se considera un amigo. Recorriendo lugares y stremeando desde las calles catalanas, sus números en relación a los viewers son fantásticos: más allá de la diferencia horaria de cinco horas entre Argentina y España, la cantidad de espectadores llega cómodamente a los 18.000 entre Booyah! y YouTube.

En un nuevo diálogo con Olé, Momo cuenta desde el setup de Ibai cómo es el vínculo que tiene con el vasco y cómo es tratarlo en persona, cuáles son las expectativas de su viaje por Europa, cómo vivió el partido de la Selección junto a los demás streamers en el palco del Monumental, la aparición de Marcelo Tinelli en Twitch, su futuro en el streaming y mucho más…

​MOMO CON OLÉ: DESDE SU VIAJE POR EUROPA A SU FUTURO EN EL STREAM

– ¿Cómo viene siendo tu viaje por Europa?

– Cambió todo ahora, porque me iba a ir a vivir a Italia, tenía casa en Verona. Me quedé acá (en Barcelona) y estoy muy cómodo, conocí a una banda de argentinos y mucha gente en común con jugadores de la Selección. Conocí a una persona que es amiga del Papu, que a su vez hablaba conmigo. Esa persona es amiga de Lautaro también y terminé hablando con él… y así. El otro día me fui a cortar el pelo y resultó ser que la peluquería es de unos argentinos. Estaba Emma Vargas, hermano del Monito, que estaba jugando en el Espanyol y ahora se fue a Turquía. Hablando, le dije que me encantaba la ciudad y que me gustaría alquilar un departamento, a lo que me dice: “Eso ya está solucionado”. Me ofreció ir a su departamento, con el setup que tenía el Monito Vargas… Mi idea es quedarme en Barcelona y de acá viajar a otros países como Polonia, Alemania, quizá Rusia, Bélgica, Francia y tengo que terminar en Inglaterra, donde cerraría la gira por la calle.

Mirá también

Mirá también

– Hace poco tiempo viajó Coscu, conoció a Ibai y ahora te tocó a vos… ¿Cómo es tratarlo en persona?

– Con Ibai somos amigos, ya somos “culo y calzón”, ja. Todos los días suele despertarme para hacer una cosa u otra y me hice muy amigos de los pibes de la casa: Werlyb, Reven, Ander y Ernesto (Barbesito). Son pibes de la hostia, como dicen acá, ja. Me recibieron de una manera increíble y yo pensé que me iba a ir antes, pero me estoy quedando. Igual tampoco quiero geder (sic), me voy a ir al departamento del Monito Vargas en breve. Ibai es un tipazo, una gran persona que te abre las puertas de su casa y te brinda lo mejor de él. Es tal como se muestra, muy honesto en ese aspecto: si le caes bien te das cuenta, y si no también. Es muy transparente. Para mí, hoy en día es una de las personas más influyentes del mundo. El nivel de locura que genera es impresionante y el otro día lo viví cuando fuimos al Camp Nou a ver Barcelona-Bayern por Champions. También habla de la falta de educación de mucha gente, porque no lo dejaban ver el partido tranquilo. Una persona, de hecho, hizo una videollamada en el primer tiempo… estás en un partido de Champions hermano, ¿qué hacés? ¿No sos hincha del Barcelona? Tuvieron que venir los de seguridad, pero a pesar de todo Ibai tiene la paciencia del mundo. Es un tipazo.

– La salida de Messi fue una revolución… ¿Cómo está la ciudad de Barcelona en estos primeros tiempos sin Leo?

– Lo que noto es que se fue Messi y el Barcelona no sólo que no es lo mismo, sino que es como si hubiera perdido el alma. Hay muchos huecos en lo futbolístico, en lo que se siente de la gente, en la calle, las camisetas nuevas que se vendieron… Ya no ver camisetas con la 10 de Messi es muy raro.

Mirá también

– Antes de viajar fuiste nombrado embajador digital de Platense… ¿De qué se trata tu nuevo rol? ¿Formás parte de la comisión?

– Trato de no meterme en lo dirigencial. Creo que la política, si bien alguien la tiene que hacer y esta dirigencia lo está haciendo muy bien, te hace tener mucha mala sangre y yo no estoy dispuesto a eso en este momento. Básicamente, lo que hago es tratar de sumarle al club en todo lo que pueda. Ser embajador digital representa, por ejemplo, venirme a Europa y a cada persona que sabía que iba a conocer, traerle una camiseta. Ibai en su setup la dejó puesta, tiene una camiseta suya con la 10. Y estuvo con el gorrito piluso también, ja. Forma parte de ir representando al club en cada lugar al que voy. También hacerme cargo de la parte de Esports y no sólo su difusión, sino también de algunas gestiones con respecto a sponsors, dónde va a estar presente Platense, qué es lo que va a jugar y todo eso. En lo que tiene que ver con lo dirigencial y la comisión aporto lo que puedo, pero no me quiero involucrar, a pesar de que muchos me han dicho que me ven a futuro en el club. Siempre que pueda voy a aportar desde mi lugar y no me veo como dirigente.

Además de mánager de Esports, actualmente el streamer es embajador digital del club.

Además de mánager de Esports, actualmente el streamer es embajador digital del club.

– ¿Cómo lo ves al equipo? ¿Creés que le está costando un poco adaptarse a la Primera?

– Hay cosas que forman parte del proceso y otras que se podrían evitar. Para mí, teníamos un técnico como Madelón con una visión del fútbol que solamente él tenía: rompió un plantel entero; sacó por dos errores pelotudos a un arquero (De Olivera) que era capitán con dos ascensos, el contemporáneo con mayor trayectoria y el más querido; hacía cambios que nadie entendía y tenía a los mejores jugadores como Baldassarra y Curuchet en el banco. Platense salía a defenderse todos los partidos, líneas de cinco inentendibles de local y todos los que te ganaban te pasaban por arriba o te lo daban vuelta. Tampoco le quiero echar toda la responsabilidad a Madelón, se fueron muchos y quizá le faltaban refuerzos, pero la realidad es que ganó solo dos partidos. Hay frescura con los juveniles del equipo, que son muy buenos, pero creo que la diferencia entre Platense y los otros clubes es que no tenemos muchos jugadores con trayectoria en Primera y eso pesa.

Mirá también

Mirá también

– ¿Cómo ves el presente de la comunidad streamer de Argentina? Tuvieron un crecimiento muy importante en los últimos dos años…

– Es un presente muy bueno, creo que es el mejor momento. De lo que venimos viendo, es el mejor momento de la comunidad, que demostró que une lazos. De hecho, que yo esté ahora con Ibai es un claro ejemplo. Acá no hay interés de ningún tipo, simplemente somos gente que nos queremos, nos admiramos y pasamos tiempo juntos. Yo vine acá y con Ibai, si aparecí en los streams de él fue porque me dijo: “Dale, boludo. Vení al stream”, pero pasamos más tiempo juntos fuera de esto que otra cosa. Esas relaciones son las mismas que se ven cuando hay un evento, van casi todos los streamers. Cuando toca Ferpa (Fer Palacio), por ejemplo, o lo que sea, estamos todos unidos y hay muy buena onda entre todos. Hay un crecimiento muy grande de las plataformas, no sólo de Twitch, sino también de Booyah! Creo que el hecho de que se hayan metido ciertas personas, que uno puede estar o no de acuerdo, evidentemente te da la pauta de que esa gente no va a tener la desinteligencia de meterse en algo que no va. Claramente, ven que es por acá, que es el futuro y apuestan a esto. Que Tinelli prenda un stream y se lo pongan a insultar está muy mal, me parece paupérrimo. Si no te gusta lo que hace, no lo mires. Y esto no es para defenderlo a Tinelli, pero nadie es quién para decir si puede o no, ni siquiera nosotros que somos de los más viejos de la plataforma. No podemos decir quién puede prender y quién no.

Momo junto a Coscu, su amigo y emblema en el mundo del streaming.

Momo junto a Coscu, su amigo y emblema en el mundo del streaming.

– ¿Cómo viviste el tema del palco de la Selección en lo personal?

– Creo que Martín (Coscu) se tiró a dar explicaciones que no eran necesarias. Si nos invitaron y nos quieren ahí, por algo es. No me puse a pensar: “Che, ¿merecemos estar acá?”… ni en pedo. Si mirás quiénes van a ver a la Selección, te encontrás con un montón de gente que no es del periodismo, que tiene todo el derecho de ir a la cancha o ser invitados. En un momento estábamos en el palco y gente de AFA nos regaló a cada uno la camiseta con nuestro nombre y el número 10, nos atendieron espectacular. Nos trataron muy bien y nos dijeron que en parte eso era gracias a los jugadores: ellos querían que estuviésemos ahí, porque saben que los bancamos y es una realidad.

Mirá también

Mirá también

– ¿Cómo fue para vos hacer las previas de los partidos de la Liga Profesional para TNT Sports?

– Terminaron muy bien las cosas con la gente de TNT, entendieron bastante qué era lo que esperábamos de ellos, que estaban experimentando con algo que no conocían. Nos dieron libertad, opinión y nos respetaron mucho en cuestiones técnicas o de formato. La idea de ir a San Juan fue mía… ¿por qué no ser los primeros streamers en cubrir una final de Liga? No sé si no seremos los primeros en el mundo en hacer algo así. El director del canal hizo una apuesta muy grande, porque son una cadena internacional, no sólo de deportes, y si nos mandábamos alguna la pagaban ellos. Nos abrieron las puertas y nos trataron bien. Nos dieron lo que pudieron y hubo algunas cosas que fallaron, obviamente, porque es así. Ellos querían renovar, pero se venía mi viaje a Europa y a la distancia puedo hacer cosas, aunque no es lo mismo. Lo último que cubrimos fue un Boca-San Lorenzo en La Bombonera y su idea era, por lo menos, hacer algo así una o dos veces al mes. Yo creo que puede continuar, depende bastante de ellos. Fue una muy linda experiencia.

Momo y Joaco López en San Juan, durante la final de la Copa de la Liga. Foto: Instagram.

Momo y Joaco López en San Juan, durante la final de la Copa de la Liga. Foto: Instagram.

– ¿Te ponés a pensar en todo lo que lograste en conjunto a la comunidad de streamers en estos últimos años?

– La realidad es que el otro día transmití en la calle y no entendía nada: tenía 11 mil personas que veía en la pantallita y después me dijeron que eran más, unas 18.000, además de las que entraron y salieron. Hice un viaje a todo o nada y ya lo vivido es increíble, pero estando acá, comiendo con el Kun o con Ibai, yendo a ver al Papu y a Lautaro… Lo naturalizo, pero a la vez es tan irreal todo, que por momentos digo: “Estoy en Matrix”. En algún momento me tomé la pastillita roja o la azul y no sé dónde mierda estoy, ja. Me pasa muy seguido de no creer lo que me está pasando, es tan perfecto que asusta, como diría Callejeros. Hoy vemos esto, pero quitar todo lo que tuvimos que pasar para llegar acá es injusto y a mí me pone hiper orgulloso de decir: “Loco, yo vine acá y me banqué solo”. Hay sponsors que me bancan, pero eso es un 10% de todo lo que tuve que hacer: hay que poner el cuerpo, la cabeza y estar bien psicológicamente. A nosotros se nos rieron, éramos los “boluditos” como dijo Cinthia Fernández, los “taraditos que jugábamos a los jueguitos”… Creo que algo hicimos bien para estar donde estamos, nadie llega de casualidad o de suerte a donde está… ¿Existe el factor suerte? Sí, en el deporte y en todo. Pero no podés descender tres categorías por mala suerte, no podés ser uno de los streamers más influyentes del mundo o el mejor periodista por suerte. No. Podés ser Víctor Hugo (Morales) y relatar el gol como el de Maradona y a través de eso pasar a ser uno de los mejores periodistas deportivos de la historia. O te puede pasar que justo estás en la casa de Ibai, Messi se está por ir del Barcelona y vos vas a comer con él en la cena final de contrato más importante de la historia del deporte, con toda una mística atrás y estás ahí. En algún momento, éramos unos pibitos que pegábamos una cámara con una cinta en la pared y no teníamos ni para pagar un taxi hacia el aeropuerto para ir a los eventos, todo a pulmón. Remamos mucho para llegar acá.

Mirá también

Mirá también

– ¿Qué nos espera de Momo en el futuro?

– Lo vengo pensando. Sinceramente, quiero terminar este piloto que va a ser viajar por el mundo stremeando y ver qué sale de esto, si a la gente le interesa y sí a mí me gusta hacerlo. Me encanta viajar, conocer, aprender y compartir con mi gente las cosas que yo tengo la fortuna de vivir. Esto que estoy viviendo es un piloto del formato de lo que quiero hacer el año que viene. Creo que la versión streamer de 100 horas por mes no va a ir en el 2022, en mayo termina mi contrato con Booyah! Creo que estoy casi en un fin de ciclo. La gente no quiere y a mí me llena de orgullo, porque hay gente que te ama y que no quiere que te retires nunca, pero todo se tiene que transformar. Vos te tenés que reinventar, no le podés dar mierda a la gente. Es como los futbolistas: muchos se hacen técnicos, porque saben que como jugadores no pueden más. A nosotros lo físico no nos limita, pero hay que estar delante de una cámara siete, ocho o nueve horas entreteniendo, estando fresco y a la vez ir renovándote. Desde el 2013 que arrancamos con Martín y nunca paramos. Yo estoy agotado. Creo que el año que viene, en mayo que se termina mi contrato, tiene que haber una oferta muy buena como para que me quede stremeando. Me voy a tomar unas vacaciones con mi familia o algo así, porque me rompí el orto metiendo 100 horas de stream y de laburo, para por lo menos disfrutar lo que hice. Y después ver si este formato camina. Tengo ganas de hacer algo educativo, viajando por el mundo y yendo a lugares que a los pibes le interesan, porque también pasa que hay un ninguneo de la generación, de que son todos “pibitos pelotudos que juegan a los jueguitos”. Quiero hacer algo lindo, que se pueda recorrer y compartirlo como con un amigo. El plan es ese: vender un formato, pero ya no por horas. Quiero que haya un equipo detrás, para que me ayude con la logística por si pasa algo. Ese es mi sueño, veremos lo que me depara el año que viene.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *