“Estas basuras están en todos lados”

La sociedad aún sigue en shock por la sensibilidad del caso: acoso a menores de edad de parte de dos entrenadores de Argentino de Quilmes. El episodio recientemente salió a la luz y se viralizó, con los repudios hacia los acusados y en las últimas horas habló el presidente de la institución para referirse al lamentable hecho ocurrido. Mirá lo que dijo.

Romero se refirió al caso de acoso en el club

Romero se refirió al caso de acoso en el club

Con la respectiva complejidad de la situación, Roberto Romero salió a dar explicaciones como máximo mandatario del club casi dos días después de que la entidad comunicara el suceso de forma oficial vía redes sociales. En una entrevista en el programa López910 en Radio La Red, expresó su opinión de los hechos:

Qué dijo el presidente del club

“Estoy muy sorprendido, asqueado con estas calañas que nos tocaron, lamentablemente”, arrancó sobre lo sucedido con Omar y Diego Giménez, padre e hijo y técnicos del sub 14 y 16 que acosaban a las jugadoras.

“Trabajaban en el club hace un mes y medio. Tristemente fuimos todos engañados porque vinieron con un proyecto a simple vista muy lindo, tenían un perfil social que era conocido en la zona (trabajaban en villas de emergencia, hacían ollas populares y también estaban con el fútbol femenino allí). Nos contaron que su idea era sacar a las nenas de la calle, traerlas al club para también fortalecer las inferiores y nos pareció muy bueno pero nunca nos imaginamos que nos íbamos a encontrar con estas aberraciones”.

Cómo se enteraron

“El jueves a la noche me llamó el coordinador del fútbol femenino diciéndome que una de las chicas le manifestó que esta persona le mandaba mensajes de acoso, fuera de lugar y que no le contó nada a los padres porque tiene miedo y no sabe qué hacer. Le dije que inmediatamente se comunique con los padres y que había que hacer la denuncia”.

Algunos de los mensajes de acoso (foto captura)

Algunos de los mensajes de acoso (foto captura)

Foto captura

Foto captura

El accionar del club​

Y continuó el relato: “El coordinador se comunicó con la madre y al día siguiente fueron los tres a hacer la denuncia a la comisaría de la Mujer. Ahí mismo como institución quisimos constituirnos como denunciantes y no nos tomaron la denuncia porque nos dijeron que ya con la de la familia alcanzaba, cosa que después no pasó porque mandé una denuncia a la fiscalía porque queremos presentarnos como querellantes contra esta gente”.

Respecto de los actos concretos de acoso, Romero comunicó: “En el club no pasaba nada, pero pasaba todo después. Nosotros no teníamos ningún tipo de conocimiento hasta que saltó esto”.​ Y explicó que se trataba de “mensajes a toda hora”, donde le decía que era la mejor y otros desubicados dichos, entre otras cosas, haciendo alusión a su ropa y a su cuerpo.

“Tuvimos una reunión con todos los padres para escucharlos y para hablar de lo ocurrido y dos chicas nos manifestaron que a ellas también les habían intentado mandar mensajes pero nunca le respondieron”, ​siguió en la entrevista radial, donde aclaró que los acosadores desaparecieron: “Intentamos llamarlos y tienen los teléfonos directamente apagados, ni les llegan los mensajes”.

Mirá también

Ni bien conocidas las circunstancias, el club los echó y, según dijo el mandamás, ya pusieron a disposición un gabinete de profesionales (atención psicológica) para trabajar con la víctima y con la familia, para poder llevar adelante de la mejor manera esta situación. “Lamentablemente, el fútbol femenino es semiprofesional solo en la A; el resto, todo amateur. Por lo que es muy difícil -por la situación económica- llegar a hacer todo lo que correspondería. Uno siempre trata de hacer lo mejor”.

“A la nena le dije ‘te felicito porque fuiste muy valiente’. Hay que inculcar que se hable, que se cuente, porque de estas basuras hay en todos lados. Estar atentos a poder denunciarlos. Ojalá esto sirva”, cerró.

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *