Es momento de cerrar etapas


El 18 de agosto de 2016, Juan Manuel Vivaldi vivió el momento deportivo más feliz de su carrera. Junto a Los Leones, en Río de Janeiro, el arquero se colgó una de las 21 medallas doradas que tiene Argentina en toda su historia.

El 10 de noviembre de 2019 es otro día que Vivaldi tendrá grabado por siempre en su memoria: colgó los botines (y también los guantes) con Banco Provincia, el club de toda su vida. Y no lo hizo de cualquier manera, sino que consiguió el undécimo título de la institución. Dato: Banco no sabe lo que es una vuelta olímpica sin él debajo de los tres palos.

El 3 de enero de 2020 comienza la recta final para Juanma, quien a los 40 años sabe que vive sus últimos momentos dentro de una cancha de hockey sobre césped. Su punto final como jugador será tras los Juegos Olímpicos de Tokio, torneo al que la Selección ya está clasificada, para dar continuidad a su rol de entrenador.

Juan López, Juan Manuel Vivaldi, Ignacio Ortíz y Lucas Vila posan con la medalla de Río.

“Es el momento de ir cerrando etapas y quería realmente hacerlo de esta manera. Primero, devolverle al club todo lo que me dio. En 2018 jugué un partido y hasta mayo de 2019 no había estado. Quería terminar mi etapa en Banco dentro de la cancha, sintiéndome parte. Fue muy lindo poder hacerlo de esta forma”, explicó el 1.

A la vez que agregó: “Seguramente ya no quede nada más después de lo que será Tokio. Espero llegar entero para ese momento, para poder representar a Argentina como se lo merece. Aunque parezca poco, todavía queda mucho. En el alto rendimiento estos meses significan muchos días de entrenamiento, muchas semanas de trabajo intensivo, viajes, días de partido, mucho tiempo dedicado a la preparación. Sabemos lo que es alistarse para unos Juegos Olímpicos y por eso quiero enfocarme, estar bien preparado mental y físicamente”.

Mirá también

-Tenés 40 años. ¿La edad pesa o es algo que no te molesta?

-Si soy sincero, no me jode para nada. Estoy bien y disfruto plenamente de entrenarme todos los días, viajar, jugar, competir. Me encanta y me apasiona. Si llegué hasta acá, y de esta manera, es porque realmente no lo sufro. Al contrario, me gusta, pero soy consciente de que esto no dura para siempre. Con el club se terminó una etapa muy linda, esperemos que con el seleccionado sea igual.

-El retiro también significará más tiempo con tu esposa y tus dos hijos.

-Claro. Benjamín está jugando y ahora tendré más momentos para acompañarlo tanto a él como a Felicitas en sus actividades. Esto de entrenarte y estar tanto tiempo fuera te saca tiempo con la familia, el club también te ocupa muchos días, ahora será para ellos y apoyar en lo que decidan y en lo que quieran. Fue muy importante todo el apoyo que me dieron.

En Tokio, Vivaldi vivirá sus últimos abrazos.

-Además será momento para dedicarte de lleno a ser entrenador…

-Sí. En 2019 estuve entrenando a las chicas de San Patricio, que están en la Primera D, pero a veces se hacía difícil compatibilizar por todo el tiempo que estaba afuera. Ahora también podré colaborar con varones. Siempre estaré al servicio de Banco.

-Sos periodista deportivo. ¿Lo ves como una salida?

-En un futuro no muy lejano me encantaría poder hacer algo por el hockey, que pueda tener un poco más de espacio en los medios. Al menos ser un representante para poder vender un poco más lo que es este hermoso deporte y que más chicos se acerquen a jugar a los clubes.

Mirá también

Con la misma seguridad con la que ataja, Vivaldi planea lo que será su vida. Por el momento tiene un foco de atención puesto:Tokio 2020.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *