Es equipo “Ganarse Un Lugar”

Aun con ellos en un momento horrible y nosotros amarrocando piezas para las decisivas que se acumulan, un clásico es un clásico. Y lo salimos a jugar con nuestra formación llamada “Ganarse Un Lugar”. Fuimos más un conjunto de buenas voluntades y tenencia que un equipo con ambiciones, al punto que en casi todo un tiempo no llegamos al arco rival. Mientras Chila desafiaba a los santos a que encuentren la llave para abrir el cerrojo con el que cerró el arco, en la gestación de juego apenas si creamos una de gol cuando ellos nos la dejaron servida y Garré le dijo “hacelo” a Correa. Con todo cocinado para los cuartos, quedaba por conservar el invicto y tres grandes preguntas.

Una: ¿será que Cardona vuelve a convertirse Crackdona? Seamos piadosos: a 200 años luz de ese milagro. Otra: ¿será, por fin, la nochecita de Matias Rojas, esperada hasta el hartazgo? A medias, no anduvo mal ni tampoco brilló. Y la tercera: ¿será que el Maguito Garré nos vuelve a bicicletear una sonrisa? No maravilló pero puso la del gol, recuperó y la pidió siempre (¿por que lo sacó, Profesor? No lo entendimos). Desperdiciamos dos cuando ellos estaban muertos y lo empataron con un golazo porque si no, no había modo. En el segundo tiempo fuimos mejores y tuvimos más confirmaciones que preguntas: Jonatan Gómez, Orban y Correa. Invictos en todo el torneo. ¿Es poco? No, buena prueba para los “Ganarse un Lugar”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *