En Ucrania se suspendió el fútbol

Finalmente pasó lo que nadie quería. Desde hace algunas semanas, el mundo estaba en vilo ante la amenaza de invadir Ucrania que el propio presidente ruso Vladimir Putín había pronunciado. Finalmente en la madrugada del jueves, las amenazas se convirtieron en hechos y Ucrania fue invadida por tropas rusas. Ante la situación, la liga ucraniana decidió suspender todas las actividades vinculadas al fútbol, que hasta este miércoles, continuaban como si nada pasara.

El ejército ucraniano se moviliza. (AFP)

El ejército ucraniano se moviliza. (AFP)

Mirá también

“Debido a la imposición de la ley marcial en Ucrania, el campeonato ucraniano ha sido suspendido”, anunciaron a través de un comunicado oficial, poniéndole una pausa al campeonato que, tras 18 fechas, tiene al Shakhtar Donetsk como líder con 47 unidades. 

En la liga militan tres argentinos: Francisco Di Franco, que debutó en el Boca de Bianchi y es actualmente jugador del Dnipr; el misionero Fabricio Alvarenga que lo hace en Rukh de Lviv y el ex San Martín de San Juan y Gimnasia, Claudio Paul Spinelli, jugador del Oleksandriya.

Spinelli, ex Gimnasia.

Spinelli, ex Gimnasia.

Cancillería Argentina indicó que se encuentran en constante comunicación con la embajada argentina en Kiev. Además de los tres futbolistas, revelaron que en Ucrania hay 83 argentinos registrados de forma permanente y 20 que se encuentran en tránsito. Entre todos, se creó un grupo de Whatsapp exclusivamente para argentinos con el objetivo de mantenerse informados acerca de la situación.

Mirá también

¿Qué pasa en Ucrania?

Esta madrugada, distintas ciudades de Ucrania fueron atacadas mediante fuertes explosiones y cortes de energía. El conflicto histórico entre ambos países se recrudeció en los últimos días después de que el presidente ruso decidiera reconocer como repúblicas independientes a las provincias de Donetsk y Lugansk.

La gente escapa de Kiev. (EFE)

La gente escapa de Kiev. (EFE)

En Kiev, la capital del país europeo se vive una pesadilla. Tras la invasión rusa, el estado advirtió a los ciudadanos y les sugirió refugiarse en los pasillos de los subtes ante un posible bombardeo ruso. Se estima que unas 50 personas, entre civiles y soldados, perdieron la vida en las primeras horas del ataque. 

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *