en el nombre de Méndez

En la semana se conoció la lista de los 12 jugadores que irán al Mundial, a jugarse en Polonia y Eslovenia del 26 de agosto al 11 de septiembre. Como toda elección, deja tela para cortar, pero en este caso, primero, presenta un ejemplo en la elección del entrenador Marcelo Méndez.

Mirá también

Quien fuera central de River, dirigiera a España y saliera multicampeón con el Cruzeiro brasileño, tiene chapa de sobra, los títulos se la dan. Por si le hubiera faltado brillo, lo consiguió en Tokio, el año pasado, ubicando tercero al equipo. Desde 1988, en otra cita olímpica, la de Seúl, no se conseguía un metal de tanto valor para el vóley nacional.

Jan Martínez va por Méndez.

Jan Martínez va por Méndez.

Méndez, cuando diseño su lista más importante desde que estaba en el cargo, la de los Juegos, eligió a su hijo Nicolás como el último pasajero. El punta-receptor, que fue como líbero suplente, no viajó como aguatero o de favor, sus credenciales en el vóley mundial, como el de Francia, lo avalaban y siguen haciéndolo. Alguno lo miró de reojo porque se quedaba fuera un apellido con historia, Martínez, el de Jan y su papá, el Mono, tercero en Corea del Sur.

Mirá también

El DT, en su momento, le contó a Olé que, además de una cuestión deportiva, la balanza se había inclinado hacia su hijo por un tema grupal. “Nicolás fue por mérito, cumplió una función importante en el equipo. Después, era una decisión mía del momento si tenía que jugar”, afirmaba, seguro, el coach.

El vóely de bronce en Tokio.

El vóely de bronce en Tokio.

Con el bronce en el cuello, quedó un dato: el único jugador que no entró fue… Méndez. ¿Por qué? El entrenador creyó que no hizo falta y tampoco tenía por qué hacerle un regalo.

Mirá también

Méndez ahora nombró unos nuevos 12, pero sin su hijo, con Martínez dentro. ¿Devolución para Jan? No hay por qué creer eso. Apoyados en la elección anterior, no caben dudas de que la actual fue la más sincera y acertada para el DT. En cuyo equipo puede haber hijos, pero sólo si se lo merecen, no por el apellido.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *