Empate entre Tristán y Quilmes en medio de una polémica y el debut de Llop

En la siguiente fecha de la Copa de la Liga Profesional, el VAR hará su aparición en el fútbol argentino. Tristán Suárez y Quilmes tuvieron uno aparte en la tarde de Ezeiza. Uno más casero. En una situación increíble, Nicolás Messiniti, delantero del Lechero, metió un gran cabezazo… pero contra su arco. Por “suerte” para el atacante, esa acción fue opacada por algo más insólito aún.

Mirá también

Pablo Giménez no había convalidado el gol por supuesta mano de Iván Erquiaga en el primer palo, antes de que la pelota le cayera a Messiniti. Ahí fue cuando el VAR, encarnado en el juez de línea Walter Pereyra, se anticipó al fin de semana. Llamó al árbitro y le avisó que, si bien Erquiaga levantó su brazo, la bocha no la tocó. Se armó un tumulto importante cuando se juntaron los dos jueces. Luego de casi tres minutos, Giménez revirtió su decisión y marcó la mitad de cancha.

Mirá también

El Cervecero se puso 1 a 1. Anteriormente, el equipo de Juan Manuel Llop, quien hizo su debut como técnico, se había puesto arriba por el gol de Enzo Arreguín. Quilmes hizo todo para ganarlo. Pero Cristian Correa, arquero de Tristán agredido ante Maipú, sacó todo en la parte inicial. Menos la de su compañero, la cual era inatajable.

Mirá también

En el complemento, el Lechero mejoró su imagen y, por medio de Ezequiel Melillo, volvió a ponerse arriba. Pero durmió sobre el final y Tomás Blanco lo empató. El punto no le sirve a nadie: Tristán sigue sin ganar y el equipo de Leandro Benítez sumó otra frustración y la punta ya le queda lejos. ¿Lo positivo? Hicieron una prueba piloto del VAR. El Ascenso, un paso adelante…

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *