El uno por uno de los días de Battaglia en Boca

Las dos veces que Sebastián Battaglia tuvo que ponerse el buzo de DT de la Primera de Boca fueron por urgencia, por una necesidad que el Consejo de Fútbol de Juan Román Riquelme debía resolver rápidamente: la primera tuvo que ver con un interinato de apenas dos partidos (0-0 con Banfield y derrota 2-0 con San Lorenzo) cuando el plantel de Miguel Russo quedó aislado por haber roto la burbuja sanitaria en Brasil; la segunda, la que todavía sigue vigente 85 días después, fue un poquito más grossa…

Mirá también

Porque Battaglia fue el elegido nuevamente por el CDF para agarrar a un equipo que se había quedado sin Russo, que se había quedado sin figuras en el último mercado de pases, que los refuerzos no eran tales, que venía de perder con Estudiantes y que desde el juego se notaba que le costaba cada vez más, y sobre todas las cosas que en ese entonces no sólo estaba muy lejos de los cupos de Copa Libertadores para el año que viene, sino que al mismo tiempo -siempre en esa época- parecía hasta casi remota la chance de que pudiera arrimarse.

Pero la mano cambió. Y para bien. Mejor dicho, la cambió Battaglia. Sí, porque pese a que los últimos días fueron muy movidos para el entrenador de 41 años luego de que Olé revelara la tensa relación que existe con Riquelme y que diciembre sería la fecha tope para la continuidad del León en Boca, la realidad es que desde lo futbolístico Seba acomodó al equipo, le dio forma desde el juego, asentó a varios pibes y, por sobre todas las cosas, lo metió -técnicamente y de momento- en plaza de Libertadores 2022.

Mirá también

Arrancó con el pie derecho, pisando fuerte: Boca recibió a Patronato el 21 de agosto pasado, Battaglia metió mano en el 11 y puso de titular a Luis Vázquez, quien le terminó dando su primer triunfo como técnico del Xeneize y el mismo 9 que se fue ganando su lugar y hoy es el titular gracias a que el técnico lo asentó. Y a partir de ahí el León y su equipo entrarían en una racha positiva…

Porque Boca estuvo ¡ocho partidos invicto!: fueron cinco victorias y tres empates, entre los que estuvo uno con Patronato en la Copa Argentina que terminó en triunfo por penales, con todo lo que eso implica para un DT. Sin embargo, la racha se cortaría con la otra prueba de fuego de Battaglia como entrenador del Xeneize hasta ahora (la primera fue haber avanzado en el mata a mata de la CA con los de Paraná), la que finalmente terminó siendo su primer tropezón fuerte.

Boca, que se quedó con uno menos por la expulsión de Marcos Rojo en el PT, fue superado ampliamente por River y perdió el superclásico en el Monumental. Allí, el primer cachetazo. Aunque, nobleza obliga, se recuperaría rápido post clásico, ya que a partir de allí entró nuevamente en una mina senda ganadora que lo llevó a ganar tres partidos consecutivos (Lanús, Huracán y Godoy Cruz).

Mirá también

Claro que el traspié en Liniers con Vélez y la cantidad de lesionados que le dejó ese partido (Marcelo Weigandt, Marcos Rojo, Jorman Campuzano y Juan Ramírez), sumado a la segunda derrota consecutiva ante Gimnasia -y encima en la Bombonera y con el episodio de JR bajando la plantel del micro– fueron otra piña al mentón que no estaba en los planes, sobre todo porque allí Boca se despidió de la pelea por el título con River, no así de la lucha en la tabla anual por ingresar a la Libertadores.

Y allí, nuevamente, estuvo puesto el foco para empezar a levantar, casualmente en dos partidos que lo pusieron a tiro nuevamente dentro de un marco que cuando asumió allá en agosto parecía casi que imposible, más allá de que es un escenario bastante insólito el hecho de que en estos tiempos Boca catalogue como “objetivo” entrar a una Copa…

Mirá también

Primero el triunfo contra Argentinos lo depositó en la final de la Copa Argentina (se jugaría el 8/12), donde Boca y Battaglia no sólo podrán tener la chance de ganar y automáticamente meterse en el torneo continental del año próximo, sino que además podrán sumar otra estrella más; y segundo, el 3-0 contundente ante Aldosivi en Mar del Plata lo metió técnicamente entre los equipos que se estarían clasificando a la Libertadores 2022.

Este es el contexto futbolístico en el que se encuentran Battaglia y su tensa y rara relación con Riquelme. Por eso, seguramente, el fastidio del DT con el Consejo, además de que le cayó pésimo que el vice se le metiera de prepo en el vestuario tras la derrota con el Lobo. Porque el León acomodó a Boca, porque lo levantó, porque le dio vida pensando en el año próximo y, lo que no es poco, lo dejó en la puerta de otro título. Entonces, ¿ese repaso quiere decir que después de diciembre seguirá en el banco? Ese ya es otro tema…

Mirá también

LOS PARTIDOS DE BATTAGLIA COMO DT DE BOCA

21/08/2021 – Boca 1-0 Patronato (Liga Profesional)

25/08/2021 – Platense 1-3 Boca (Liga Profesional)

29/08/2021 – Boca 0-0 Racing (Liga Profesional)

04/09/2021 – Central 1-2 Boca (Liga Profesional)

14/09/2021 – Boca 0-0 Defensa (Liga Profesional)

Mirá también

18/09/2021 – Atlético Tucumán 1-2 Boca (Liga Profesional)

22/09/2021 – Boca 0 (4) – 0 (2) Patronato (Copa Argentina)

26/09/2021 – Boca 1-0 Colón (Liga Profesional)

03/10/2021 – River 2-1 Boca (Liga Profesional)

Mirá también

09/10/2021 – Boca 4-2 Lanús (Liga Profesional)

16/10/2021 – Huracán 0-3 Boca (Liga Profesional)

20/10/2021 – Boca 2-1 Godoy Cruz (Liga Profesional)

24/10/2021 – Vélez 2-0 Boca (Liga Profesional)

29/10/2021 – Boca 0-1 Gimnasia (Liga Profesional)

03/11/2021 – Boca 1-0 Argentinos (Copa Argentina)

08/11/2021 – Aldosivi 0-3 Boca (Liga Profesional)

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *