El Torito y el Lobo Mendocino quedaron a mano

En muchos partidos las injusticias abundan y eso es lo que pasó ayer en el que disputaron Chicago y Gimnasia de Mendoza, en la fría noche de Mataderos. Porque el Torito debió ganar el encuentro que empató ante el Lobo 1-1, pero ¿cómo se explica este resultado? Una expulsión innecesaria del central de Gimnasia, Franco Meritello. El puf del arquero Sebastián Giovini en un tiro libre en contra, un disparo de Mondino para lograr el empate y un gol mal anulado por Pablo Giménez a instancias del línea 1, Matías Coria, a Paul Charpentier.

Mirá también

El trámite del partido, al menos en la primera mitad, fue más trabado en la mitad de la cancha. Chicago tuvo la más clara con un hermoso disparo de José Luis Fernandez, que dio en el palo y fue quien impuso las condiciones haciendo notar su tan temida localía, sin embargo generó pocas situaciones de gol.

Mirá también

Para la segunda mitad se vio un gran cambio en el Lobo, el entrenador Luca Marcogiuseppe movió algunas piezas y logró incomodar al Torito, hasta que en una jugada fortuita entre Meritello y el 10 de Chicago, Jose Luis Fernández, el defensor cometió foul y vio la roja. Acto seguido, en el tiro libre, Leonel Álvarez remató al primer palo y el 1 visitante pifió en su rechazo poniendo el 1-0 parcial.

Mirá también

Poco le importó el gol en contra al Blanquinegro, porque minutos después adelantó sus líneas y luego de una carambola en el área, debido a un córner, llegó el capitán Diego Mondino para agarrar la pelota como venía y lograr el empate.

Mirá también

Chicago no se resignó, mereció la victoria pero por el mal fallo del juez el partido terminó empatado. Gimnasia, con uno menos todo el ST, hizo negocio.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *