El rugbier que casi pierde la vida luego de una infidelidad

La vida de Michael Lichaa dio un giro inesperado. El jugador de rugby australiano vestía los colores de los Canterbury-Bankstown Bulldogs y era una de las figuras de la liga local, pero casi pierde la vida por un incidente luego de encontrar a su ahora ex pareja, Kara Childerhouse, siéndole infiel con su antiguo compañero de equipo, Adam Elliott.

Michael Lichaa junto a Kara Childerhouse.

Michael Lichaa junto a Kara Childerhouse.

Lichaa, que fue denunciado por su ex novia por violencia doméstica (ella lo acusó de intentar agredirla), se presentó este viernes ante los tribunales y dio su versión de lo ocurrido. Allí contó lo vivido aquella noche, cuando descubrió a Childerhouse teniendo sexo con Elliott en el patio trasero de su casa.

Mirá también

ENCONTRÓ A SU PAREJA SIÉNDOLE INFIEL Y CASI PIERDE LA VIDA​

“No podía quitarme de la cabeza la imagen de mi prometida haciéndole sexo oral a mi mejor amigo”, fue lo dicho por el jugador de cara a la Justicia, según informó el New York Post. Bajo los efectos del alcohol, dado que había bebido durante toda la tarde y hasta la madrugada, Lichaa entró furioso al interior de la propiedad y golpeó la ventana de vidrio de la puerta principal, lo que le produjo un profundo corte en su brazo.

El citado medio aseguró, además, que el rugbier perdió más de dos litros de sangre. Su padre, Joe, explicó al tribunal que temía por la salud de su hijo, debido a que pensó que podía morirse desangrado en ese momento, aunque se repuso luego de ser llevado a un hospital y ser intervenido quirúrgicamente por el personal médico.

Mirá también

Michael Lichaa, jugador de rugby australiano. Foto: Canterbury-Bankstown Bulldogs.

Michael Lichaa, jugador de rugby australiano. Foto: Canterbury-Bankstown Bulldogs.

Mirá también

Posterior a su recuperación, el deportista fue detenido por las acusaciones de violencia doméstica hechas por su ex pareja, sumado a que los vecinos de lugar afirmaron que escucharon gritar a un hombre: “Voy a matarla”. Ya en condiciones de salud óptimas, el jugador de 29 años fue encarcelado y luego dio su versión a la Justicia.

A pesar de que la Policía intentó contactarla, Kara Childerhouse se negó a presentarse como testigo en el juzgado y la magistrada Melissa Humphreys describió el testimonio de Lichaa como “genuino y perspicaz”. Elliott, por su parte, sí se presentó ante la corte y negó haber visto a su ex compañero agredir a su prometida.

Mirá también

La jueza desestimó las acusaciones contra el deportista.

La jueza desestimó las acusaciones contra el deportista.

Mirá también

Así, fueron desestimadas las acusaciones contra el rugbier por falta de pruebas y la jueza no registró una condena, ordenando su libertad condicional por dos años. De todos modos, Lichaa se declaró culpable del menor de los cargos, vinculado a destruir una propiedad privada por su violento golpe a la puerta.

Si bien aseguró que su vida fue “arruinada” por Childerhouse y Elliott en ese momento, el rugbier reveló que comenzó terapia para superar el episodio. “No es algo de lo que los hombres hablen demasiado, especialmente sobre la salud mental. Pero es algo que creo que es masivo”, expresó en su testimonio.

Lichaa aseguró que quiere retomar sus proyectos personales. Foto: Canterbury-Bankstown Bulldogs.

Lichaa aseguró que quiere retomar sus proyectos personales. Foto: Canterbury-Bankstown Bulldogs.

Finalmente, una vez que salió del tribunal con la decisión de la jueza ya tomada, Lichaa declaró a NCA News: “Me alegro de que finalmente se supiera la verdad. Tuve mucha confianza en la verdad todo el tiempo. Quiero dejar todo atrás ahora y seguir adelante con mi vida y los días felices por delante”.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *