El Rojo no logra despegar

Independiente da dos pasos hacia adelante y se ilusiona. Se empieza a hablar de terminar con la sequía de 20 años sin títulos locales, pero enseguida da un paso hacia atrás que lo deprime. Independiente navega en un mar de incertidumbres, donde el capitán Eduardo Domínguez va sacando el agua a baldazos para que la embarcación no se hunda y parece que todo se endereza desde la paciencia del DT (y del manager Rolfi Montenegro). Aunque cuando los problemas no son externos (algo que ya es casi habitual por la grave crisis económica e institucional), aparece un iceberg en el camino (los bloopers de Sosa e Insaurralde) y un golpazo tremendo e inesperado en Paraná, ante un Patronato, que, con poco, le hizo mucho daño al Rojo.

Mirá también

Mirá también

Venía en levantada y de una semana esperanzadora: triunfo ante el duro Estudiantes y pase a octavos de final (ajustado 1-0 a Atlético Tucumán), en la esquiva Copa Argentina, torneo en el que el Diablo nunca pasó de los cuartos de final. El escenario parecía el indicado para meter tres de tres, para quedar tercero en la Liga. El Rojo visitaba a un equipo que tiene mucho menos plantel y que su único objetivo es intentar quedarse en Primera, algo que parece complejo. Entonces, el inconveniente fue puramente del juego -no es que el rival tiene mayor jerarquía y mucho menos más banco de suplentes-, de un equipo que entró dormido y que nunca se despertó, y eso que jugó más de ¡75 minutos con uno más!

Sosa e Insaurralde se lamentan. (Fotobaires)

Sosa e Insaurralde se lamentan. (Fotobaires)

Mirá también

Domínguez, tras el 1-3, tiene todo el derecho a quejarse de que no le están cumpliendo con lo que le prometieron (el mejor ejemplo es Aliendro), que posee un plantel corto, pero esa realidad es válida cuando se compara con River, Boca, Racing, Estudiantes, Vélez y alguno más… Se vienen días definitorios para el futuro del club: el DT espera por refuerzos -sólo llegó Marcone- y el tiempo límite parece ser el clásico con la Academia en dos fechas…

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *