El reloj de Rubiales atrasa

Probablemente, aunque presidía desde 2018 la Real Federación Española de Fútbol y era vice de la UEFA, casi nadie en el mundo tenía hasta este domingo la más pálida idea de quién es Luis Rubiales. Por estas horas, acorralado por un repudio que trascendió las fronteras de España, estará presentando su renuncia a su posición pública: su país y la dirigencia mundial del fútbol se sintieron avergonzados de tenerlo entre sus representantes.

Luis Rubiales es ese hombre al que se vio en el palco donde España festejaba su primer título mundial femenino, desencajado, con gestos de grosero machismo a pocos pasos de la reina Letizia y que, en la entrega de premios, le estampó un ostentoso y sorpresivo beso en la boca a la jugadora Jennifer Hermoso.

Su desubicación y su sentido de impunidad ya eran suficiente motivo como para destituirlo de cualquier cargo directivo; lo que hizo después consiguió empeorar sus actos. Ensayó una disculpa casi autoincriminatoria, en la que dio a entender que un gesto normal e inocente estaba siendo malinterpretado y que “no queda otra” que pedir perdón (o sea, cero convicción propia, cero aceptación de una conducta inadecuada y abusiva) y aclarando que el beso fue “sin mala fe de ninguna de las dos partes”. ¿De las dos partes? ¿Alguien puso en duda la buena fe de la jugadora besada sin consentirlo?

La situación abusiva se prolongó cuando aparecieron unas supuestas declaraciones de Hermoso en las que descartaría cualquier connotación reprochable y justificaría en la confianza ese comportamiento.

De una forma o de otra, más temprano que tarde, los hombres de las cavernas entenderán que la civilización de nuestro tiempo ya no quiere, para hoy y para el futuro, guiarse por aquellos parámetros en que sea normal imponerse a las mujeres desde el poder y la fuerza.

La comunicación del expediente que le abrió la FIFA (EFE / FIFA).La comunicación del expediente que le abrió la FIFA (EFE / FIFA).

Mundial Femenino 24-8-2023

El vergonzoso gesto de Rubiales en la final del Mundial femenino

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *