el pressing de River, clave en los goles a Boca

Está en el ADN de este River. Forma parte de ese gen que hace tan competitivos a los distintos equipos que fue armando Marcelo Gallardo en sus siete años como entrenador del club. Sí. Es la famosa presión, sin dudas, la principal clave táctica de River. Asfixiante, intensa, colectiva y alta, en campo rival. Gracias a ese pressing marca registrada del Muñeco, el equipo recuperó dos pelotas que fueron determinantes porque ambas acciones terminaron en los dos goles de Julián Álvarez. Presión, recuperación, aceleración y definición. La fórmula del éxito en el superclásico.

El videoanálisis del primer gol:

El videoanálisis del segundo gol:

En los 90 minutos de juego, River recuperó 17 pelotas en campo rival. Es bastante teniendo en cuenta los números finales de la posesión del balón: 70% a 30% en favor del equipo de Gallardo. La agresividad del conjunto local y su permanente búsqueda de ser protagonista del partido se aprecia en otro dato estadístico de Opta – Stats Perform: cuando el balón estuvo en campo de Boca, River tuvo el 61% de la tenencia. Mucho. Lo que habla del dominio que ejerció sobre su rival, sobre todo a partir de los 15 minutos de juego cuando se produjo la expulsión de Marcos Rojo.

Las recuperaciones, intercepciones y tackles de River ante Boca (crédito: Opta - Stats Perform).

Las recuperaciones, intercepciones y tackles de River ante Boca (crédito: Opta – Stats Perform).

Mirá también

Una vez que el defensor vio la roja, Gallardo movió el esquema. Del 4-4-2 inicial (con De La Cruz como doble cinco de Enzo Pérez y con Simón y Palavecino por las bandas) pasó a un 4-2-3-1 con Palavecino libre detrás de Julián Álvarez y con Carrascal por la izquierda al ingresar por el lesionado Romero. Boca, por su parte, se paró 4-4-1 al entrar Zambrano por Cardona para rearmar la última línea.

La posición media en contacto con la pelota de los jugadores de River ante Boca (crédito: Opta - Stats Perform).

La posición media en contacto con la pelota de los jugadores de River ante Boca (crédito: Opta – Stats Perform).

Por actitud propia y ajena (Battaglia pareció privilegiar no perder por goleada que ir por la heroica), el conjunto millonario controló el juego, dominó las acciones y el 2-1 final le terminó quedando corto vista la supremacía que ejerció a lo largo del partido.

La posición media en contacto con la pelota de los jugadores de Boca ante River (crédito: Opta - Stats Perform).

La posición media en contacto con la pelota de los jugadores de Boca ante River (crédito: Opta – Stats Perform).

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *