El Pocho Cerutti, a lo Cholo Simeone

Hay situaciones que en el fútbol no se ensayan. Hace unos días, contó Lucas Pratto que con Marcelo Gallardo no practicaban sacar del medio. Sin embargo, al reiniciar el juego después de un gol de Boca, River encontró el recordado 1-1 en la ida de la final de la Copa Libertadores 2018. Improvisación.

Mirá también

Tampoco los laterales se ensayan (salvo que sean centros al área) y el fútbol argentino guarda en su memoria un tanto que valió un título que surgió de un saque de banda. De una avivada, en realidad. De un jugador, como Diego Simeone, que leyó el juego, y ejecutó rápido la pelota para Gabriel Batistuta. Luego, toda de Bati: enganchó y sacó un zurdazo cruzado para sellar el 2-1 contra México, que le dio a la Selección de Basile la Copa América 1993.

Dos goles a partir del lateral

Esta vez no representó una vuelta olímpica ni fue en una final pero sirvió para que San Lorenzo se pusiera en ventaja contra Talleres. Iban 34 minutos del partido, Nicolás Fernández presionó a Rafael Pérez y la pelota se le fue al lateral al defensor de la T. Ezequiel Cerutti movió rápido con las manos y se la tocó a Uvita hacia adelante. Con el fondo del equipo local desacomodado, el delantero aprovechó y tocó hacia atrás para la entrada de Yeison Gordillo, quien, de primera, remató y dejó a Guido Herrera sin reacción. Un gol de una avivada. El Pocho, a lo Cholo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *