El plan de Rey para frenar a River: “Que no jueguen cómodos”

“Tengo un cariño por la gente de River, confiesa con nostalgia Rodrigo Rey, que estuvo ocho años en la pensión del equipo de Núñez. De novena, hasta la Reserva. A sus 31 años se encuentra en Gimnasia, con gran presente tras pasar por Newell´s, Godoy Cruz, PAOK de Grecia, donde ganó tres títulos, y el Pachuca. Hoy es un arquero curtido y por eso el CARP hizo un intento por él, el mercado pasado. Y, si bien espera algún día jugar en el Millo, le dijo que no para seguir creciendo en Gimnasia. “No me queda la espina porque sigo jugando al fútbol”, le cuenta a Olé.

Mirá también

Rey se tiene fe ante River. Foto: Juan Manuel Foglia.

Rey se tiene fe ante River. Foto: Juan Manuel Foglia.

-Arrancaron bien, pero ahora están en una racha negativa. ¿Cómo creen que pueden salir de esto?

-No se vio la mejor cara del equipo en el balance general. La única forma de cambiar es con trabajo, buscar la forma de que el grupo se vea sólido dentro de la cancha, para poder darle más aire a los jugadores del medio para arriba y que ellos se sienten cómodos en esa zona.

Mirá también

-Y para colmo se vienen partidos duros: River y luego Estudiantes.

-Sí, se vienen dos partidos duros, pero con lindo clima para jugar en la cancha. Jugar en cancha de River es algo muy lindo y muy motivante, lo mismo que jugar un clásico de La Plata y nos preparamos con todas las ganas, la ilusión y el deseo de hacer las cosas bien.

-River, en el Monumental, no es un partido más para vos. ¿Qué sensaciones te trae?

-Jugar en cancha de River siempre es especial. Es lindo jugar contra clubes grandes como River o Boca en su cancha porque esos partidos se viven de una forma muy intensa. Es una motivación y un desafío muy lindo.

Mirá también

-Desde 2005 no ganan ahí.

-Sí, pero no es una motivación ni una presión. Es simplemente un dato. Nosotros tenemos que pensar en lo que hoy nos toca, que tenemos que seguir creciendo dentro de la cancha para que se vea una mejor versión nuestra y nada más. Lo que pasó en todos esos años no tiene nada que ver con nosotros.

Mirá también

-Te formaste ahí, ¿cómo llegaste?

-Llegué a los 13 años, vine directo desde mi pueblo (Las Parejas, Santa Fe). Me vio Daniel Onega, que estaba a cargo en River de ver a los chicos del interior. Fui una semana a prueba, entrené con una categoría más grande que la mía porque al año siguiente el DT de esa camada iba a ser el de la novena, la categoría mía. Al segundo día me dijo que quedaba, que tenía que volver en enero para la pretemporada. Volví al pueblo y al año siguiente fui para quedarme hasta Reserva.

-¿Te quedó un cariño por el club?

-Tengo un cariño por la gente de River, por la que me cuidó y con la que viví en la pensión del club. Fueron muchos años, gente que me crió, con la que crecí. Uno siempre da gracias por eso, fueron parte de mi carrera como jugador.

Mirá también

-¿Te queda sabor amargo por no haber jugado en Primera con River?

No, la verdad que no me queda la espina porque sigo jugando al fútbol. Porque mi carrera sigue y sé que tal vez algún día puedo tener la chance de jugar en River, entonces no tomo el hecho de haber tenido que ir a otro club como algo malo, sino como que formó parte de mi crecimiento para que pueda llegar a jugar en Primera. Hoy mi carrera continua y mientras uno esté sano y pueda jugar está la chance de que los caminos se vuelvan a cruzar.

Mirá también

-Te buscaron hace poco desde Núñez y dijiste que no.

-Estuvo dando vuelta la posibilidad de ir a River. Necesitaban un arquero suplente, pero mi idea, y más a mi edad, era seguir jugando. Sabía que eso era algo que en River no iba a poder conseguir porque tienen un gran arquero que tiene su puesto ganado. Si las cosas cambian… Depende de lo que cambie. Hablar sobre futuro es algo que no me pone cómodo, trato de pensar en el hoy, que es Gimnasia.

-¿Cómo se le juega a este River?

-Hay que jugarle con un nivel de concentración y atención muy alto, hay que ser intensos en la marca para que ellos no jueguen cómodos. Después hay que tratar de quitarles la pelota porque ellos se sienten cómodos con la pelota en su poder y cuanto más la tengan más peligrosos.

-Juanfer, Julián… ¿Cómo te ves para atajar ante ellos?

Uno siempre se ve bien, me siento bien para este partido. Sea Julián o Quintero, quien sea que tenga las chances de gol voy a darlo todo como siempre para tratar de que no hagan goles. Si dios quiere y sale todo bien.

Pipo, con una duda

Lo único que aún no definió Gorosito para el juego de este domingo (19.15) en el Monumental pasa por el lateral izquierdo: Germán Guiffrey y Nico Colazo, por un lugar…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *