El picante cruce entre Munúa y Herrera en Unión-Vélez

En una Liga Profesional muy pareja, Unión se jugaba todo de local ante un Vélez con muchos suplentes, en busca de una victoria que lo mantenga prendido a la lucha por el campeonato. Pero el camino arrancó torcido para el Tatengue, que ya a los 8 minutos perdía 0-1 tras un cabezazo certero de José Florentín que dejó sin chances a Santiago Mele.

Y encima, en la previa del gol de Vélez, todo Unión reclamó una mano de Miguel Brizuela quien, en pleno ataque del Tatengue, se tiró al piso para cortar un pase atrás de Gerometta y la pelota le dio una mano de apoyo.

Mirá también

Si bien en el momento Darío Herrera, árbitro del partido, le explicó a Gustavo Munúa que era una mano no sancionable, en el entretiempo, cuando los jugadores se iban para el vestuario, el DT del local encaró al árbitro del partido en en el túnel y le reclamó esa jugada puntual. A continuación, repasamos el diálogo, que se conoció recién este domingo por una cámara de ESPN, encargados de la transmisión del encuentro. 

Herrera: Es una mano de apoyo.
Munúa: Escuchame. Es una jugada de gol nuestra y viene el gol de ellos.
Herrera: ¿Y?
Munúa: ¡Y cambia el partido! ¡Cambia el partido!
Herrera: Es una mano no sancionable.
Munúa: ¿Por qué nos complicamos?
Munúa: Es mano. La mano es mano.
Herrera: No es reglamentario. Me estás pidiendo algo no reglamentario.
Munúa: ¿Por qué te complicás? Te estoy hablando bien.
Herrera: Yo también te estoy hablando bien.

Finalmente, en el segundo tiempo, Unión, con un poco más de empuje que buen juego, lo pudo dar vuelta y logró el necesitado triunfo que le permitió acercarse a cuatro puntos de Atlético Tucumán. 

Mirá también

Unión reaccionó y le ganó a Vélez

Por un rato 90 y pico de minutos, Vélez tuvo que cambiar el chip. Dejar de lado la Libertadores y pensar en el torneo. Casi le sale redondo, pero terminó en pesadilla: Unión levantó lo que parecía perdido, se lo dio vuelta, le ganó 2-1 y sigue prendido en la pelea de arriba.

El gol temprano de Vélez cambió los planes. El buen centro de Insúa, sumado al pase de cabeza de Osorio y al testazo de Florentín para el 1-0 a los 7’, alteró la matrix: si Unión ya tenía la responsabilidad, después de eso mucho más… Y el Fortín, que jugó con una alineación alternativa pensando en la vuelta de los cuartos de la copa con Talleres el miércoles (la ida ganó 3-2), se aplomó.

El anfitrión buscó por todos lados, pero chocó con Godín y Brizuela. Aunque cuando Castrillón le ganó la espalda a Guidara, apareció Burián para cuidar el cero. Bien Machuca en la intención, eso sí, y en buena parte en la ejecución. Fue uno de los que empujó a Unión.

Mirá también

Así llegó la situación más clara del local en la última del PT… Y fue por partida doble luego de un pase ¡con la espalda! de Nardoni: primero remató el 9 y luego Luna Diale, ambos chocaron con Burián, que hizo dos tapadones.

Si fue lo único del Tate en el PT fue porque por momento abusó del pelotazo. Y ahí salió ganando Vélez: los centrales despejaron siempre y apostó a las contras. De hecho, tuvo el segundo con Osorio tras un remate que le quemó las manos a Mele.

El complemento fue diferente (pese a que de entrada lo volvió a tener Osorio: Polenta lo apuró y el punta ¡erró con el arco vacío!) porque Unión salió con otra mentalidad y porque Vélez perdió a Godín y a Florentín “por contratiempos que nos complicaron”, según explicó Medina.

Y ahí cambió la mano: porque Polenta le puso un pase de enganche a Castrillón, que de palomita hizo el 1-1, y porque en la última Mele sacó del fondo, Luna Diale la desvió y dejó mano a mano al debutante Marabel, que selló el 2-1.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *