El palito indirecto del médico de Boca a Gallardo

Cuando se pregunta sobre dos entrenadores exitosos en los clubes grandes de nuestro país, existen dos emblemas que grabaron a fuego sus nombres en la historia de cada institución. Por un lado, Carlos Bianchi en Boca. Por el otro, Marcelo Gallardo en River. El Muñeco continúa sumando estrellas y las comparaciones con el Virrey están a la orden. Sergio Batista, médico del Xeneize, tiró un palito.

Mirá también

Bianchi (72 años ) consechó siete ligas locales y ocho títulos internacionales contando sus etapas en Vélez y Boca. Un total de 15 vueltas olímpicas. Su legado está en ambos clubes, aunque en el Xeneize fue donde conquistó el mundo: además de ganar tres Libertadores (en una eliminando a River), festejó dos Intercontinentales ante Real Madrid y Milan, nada menos. Por todo eso, eterno.

Gallardo no quiso compararse con Bianchi.

Gallardo no quiso compararse con Bianchi.

Gallardo (45 años) viene de levantar su primera corona local con River, la Liga Profesional, y la sumó a un palmarés con siete copas internacionales, entre ellas dos Libertadores y la del 2018 en Madrid, además de cuatro copas locales y un estrella en el torneo uruguayo. Son 13 trofeos y va por más: por delante tiene el Trofeo de Campeones vs. Colón y Supercopa Argentina vs. Boca, nada menos.

Luego del repaso de números, y sumando la marca que deja cada entrenador en sus dirigidos, las comparaciones están a la orden del día. Sin embargo, Sergio Batista, médico de Boca, especialista en medicina deportiva y reconocido cirujano, dejó un mensaje en sus redes: “Hay que ser muy medido cuando uno esta en ganador o cuando gana!!!!! Por eso NADIE lo va a igualar!!!!! Carlos Bianchi 1999”.

Mirá también

Actualmente, Boca y River vienen de festejar. El equipo de Battaglia se quedó con la Copa Argentina y el de Gallardo con la Liga Profesional. Ante eso, otro xeneize de corazón también habló: “No nos olvidemos que éste es el mejor River de la historia pero Boca sigue ganando campeonatos”, soltó Carlos Tevez.

El paso de Bianchi por Boca:

PRIMER CICLO DE BIANCHI EN BOCA:

En su primera etapa en Boca, Bianchi logró tres campeonatos locales: Apertura 98, Clausura 99 y Apertura 2000. Pero claro, lo más festejado en Brandsen tuvo que ver con lo que logró en el plano internacional: las Libertadores 2000 y 2001 y la Intercontinental 2000, ante el poderoso Real Madrid.

Durante ese lapso River también festejó. De la mano de Ramón Díaz, el Millonario se quedó con el Apertura 99 y seis meses después logró el bicampeonato, cuando se quedó con el Clausura 2000 ya bajo la conducción del Tolo Gallego.

Mirá también

Es cierto, el título que logró Américo Rubén se dio a la par de que Riquelme y compañía buscaban quedarse con la estrella de América y por eso Boca solía cuidar a sus figuras durante la competencia doméstica. En cambio, durante la conquista de Ramón, Boca y River pelearon palmo a palmo el campeonato, pero los de Núñez terminaron sacando tres puntos de diferencia para quedarse con el certamen local. El Xeneize terminó tercero, detrás de Rosario Central.

Ya en el 2001, sí es cierto que Boca festejó y River no ganó nada. La Copa conseguida ante Cruz Azul se convirtió en la cuarta en la historia del club, mientras desde el Monumental veían cómo San Lorenzo se quedaba con el Clausura y Racing con el Apertura. A fin de año, después de perder con el Bayern Munich, Bianchi dijo adiós.

SEGUNDO CICLO:

2003 – 2004 Después de un 2002 en el que Boca no consiguió ganar nada con Tabárez y River se consagró en el Clausura con un Ramón Díaz que a mitad de año se marchó, Bianchi decidió pegar la vuelta al Xeneize.

Nadie imaginaba por entonces que el Virrey conseguiría en 2003 repetir todo lo que había conseguido: ganó la Libertadores, el Apertura y la Intercontinental, esta vez ante el Milan. Mientras tanto, el River de Pellegrini se quedaría con el Clausura, torneo en el que nuevamente Boca pondría suplentes en más de una oportunidad pensando en la conquista de América. El Millo le sacó cuatro puntos a su rival de toda la vida y dio la vuelta.

Ya en el primer semestre de 2004, se dio una lógica similar. En River ya había asumido Astrada como entrenador y en Boca se vivieron los últimos meses del glorioso ciclo Bianchi. En las semis de la Copa hubo superclásico y fue el Xeneize el que festejó, por lo que los de Núñez tuvieron que conformarse con ganar el Clausura, otra vez en un contexto que tenía al Virrey poniendo suplentes en el campeonato. Aquel año, también fueron cuatro las unidades de ventaja que tomó el Millo, que festejó en la última fecha gracias al gol de Gallardo a Rafaela.

La historia es conocida: Boca perdió la final de la Libertadores por penales con Once Caldas y Bianchi dijo adiós. Y ya nada fue igual.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *