El padre de Dibu y por qué su hijo se enojó tanto en los penales de la Copa América

Hay historias. Todo el tiempo, en todo lugar, de todos los colores. Pero hay historias que son épicas. Historias inolvidables. Historias que parecen ficción por lo increíble, pero que no lo son. Incluso, hay historias dentro de historias. ¿Y qué podría uno agregarle a una tan especial como aquella de los penales en Copa América vs. Colombia? ¿Qué extra podría sumarse o modificarse a ese capítulo soñado en el que la Selección Argentina, con Dibu Martínez como figura, sacaba boleto a la final que luego terminaría ganándole a Brasil en el mismísimo Maracaná? Y, aunque parezca imposible, hay algo más…

El alocado festejo del Dibu tras tapar uno de los penales. (EFE/Fernando Bizerra)

El alocado festejo del Dibu tras tapar uno de los penales. (EFE/Fernando Bizerra)

Mirá también

En la previa de la última doble fecha de Eliminatorias, Alberto Martínez, papá del arquero argentino, charló con Cómo Te Va (Radio Colonia) y reveló un costado -hasta el momento- desconocido de la tanda de penales en la que Martínez se impuso y contuvo tres remates. Por qué Emi se enojó y le habló tanto a los pateadores colombianos.

La calerntura de Martínez. (EFE/Fernando Bizerra)

La calerntura de Martínez. (EFE/Fernando Bizerra)

“El día de los penales contra Colombia estaba en casa, veía el partido solo. Tenía una mesita ratona de vidrio que ahora es de madera, porque la de vidrio la rompí de la emoción, ja”, comenzó el padre del ‘1’ del Aston Villa. Y sumó: “Emi estaba muy enojado con los colombianos porque ellos le habían bailado a Muslera, que es muy amigo. Por eso les dijo ‘a mí no me van a bailar'”.

Luego de aclarar el motivo por el cual su hijo adoptó esa postura en la definición, aseguró (al igual que Dibu en su momento) que “todo queda en la cancha”. Sin embargo, también contó que “sabía que un penal contra Colombia iba a atajar, porque en Arsenal siempre apostaban y competían atajando penales con Ospina, Cech y el resto de los arqueros”.

Mirá también

Por último, Martínez padre palpitó Qatar. “Quiero que se juegue el Mundial ya, a Emi lo veo muy metido y concentrado. Me cuenta que se llaman todo el tiempo entre los jugadores y que en las concentraciones juegan al truco. La selección tiene un grupo excepcional, como espectador estoy muy ilusionado”.

Mirá también

LOS RECORDADOS PENALES CON COLOMBIA

Mirá también

MÁS FRASES DE ALBERTO MARTÍNEZ, PAPÁ DE DIBU

“De chico no podía llevarlo a la cancha porque a veces no había dinero para partidos. Cuando tenías plata, era mejor comprar un pedacito más de carne, pagar la luz, pagar el gas”.

“Él a los 12 años se quedó solito, pasó por un montón de cosas hasta llegar a lo que es hoy. Se me cayeron un montón de lágrimas cuando se fue de chico y hoy se me caen las lágrimas por ver a los chicos con la camiseta de Emi Martínez”.

“Messi es un animalito de Dios. Me regalaron dos cuadros de él, uno con el tobillo ensangrentado y otro abrazado con mi hijo. Es algo increíble, es un monstruo”.

“Emi evolucionó mucho y para llegar ahí se tuvo que entrenar al máximo. En la pandemia seguía entrenando, corría en el parque de su casa, entrenaba abajo de un árbol todo nevado. Creo que evolucionó mucho de la cabeza porque tiene un psicólogo que es un genio y lo ayudó mucho”.

“De fútbol no hablamos mucho con Emi, sólo analizamos los partidos: me llama después de sus partidos y lo analizamos”.

“Con el último gol que le hicieron en las Eliminatorias me di cuenta lo profesional que está siendo. Me dijo ‘me comí el gol porque estaba medio paso a la izquierda, si hubiera estado medio paso a la derecha la hubiera sacado la pelota'”.

“Emi jugaba muy bien, jugaba de central y pateaba todos los tiro libres. Como es muy competitivo también se ponía los guantes y le atajaba penales al hermano. Un día se puso los guantes y no se los sacó más, le gustó mucho el arco”.

“Siempre lo acompañé a Dibu y lo sigo acompañando a los lugares en los que juega”.

“Siempre lo iba a ver Emi en Arsenal, lo veía bien y le decía que espere su oportunidad.”

“Wenger no quería que Emi se vaya a ningún lado, estaba enamorado de cómo atajaba, pero tenía unos monstruos de titulares”.

“Emi siempre se hizo querer por todos los públicos, en el Arsenal lo amaban. cuando entraba a la cancha, siendo suplente, lo aplaudían. Siempre fue un pibe que se hizo querer mucho.”

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *