El Molo, con la mente en la jaula – 13/12/2019


Sin dudas que no es fácil la representación argentina en las artes marciales mixtas (MMA), pero quienes llegan a tener la chance lo hacen con todo el corazón. Juan Pablo González es uno de ellos: el oriundo de Floresta, fanático de All Boys, define como “inigualable” la sensación de representar al país y que te sigan por ello.

A sus 34 años, El Molo entrará a la jaula este 20 de diciembre en Perú, por el Combate Américas, frente al local Renzo El Nene Méndez. “Contento que me llamaron y me ofrecieron pelear. Por suerte venía entrenándome bien, preparándome ahora en Argentina, a pleno como siempre para las peleas y entusiasmado”, le dijo González a Olé.

La bandera argentina, presente en todas sus competencias.

Luego, sobre su rival y lo que espera para el combate, agregó: “Lo vimos. Sé que es zurdo, le gusta luchar, poner la pelea contra la reja. Y después es salir a hacer mi trabajo, tratar de disfrutar y ser un poco más agresivo que mis últimas peleas. Quiero volver a tener la agresividad que tenía antes, que por el estilo de vida que llevo, más tranquilo, lo transmitía a mi deporte. Así que bueno, tratando de despertar de vuelta”.

Mirá también

El Molo se fue hace un año y medio a vivir a San Diego, Estados Unidos, buscando las posibilidades que en Argentina se desvanecieron. “Había un solo evento y cuando se terminó emigré porque esas chances de pelear eran muy pocas. Me salió la corazonada de irme”, contó. Paró en el Alliance, un enorme equipo en el que estaba Emiliano Sordi (otro argentino), y le salió redondo. Si bien estuvo unos meses sin conseguir peleas, decidió quedarse y dio sus frutos. “Día a día estoy en contacto con los más grandes del mundo y es un orgullo crecer junto a ellos”, soltó.

Mirá también

Esa corazonada, como dice él, de irse a otro país en busca de su aspiración viene acompañada de un esfuerzo gigante, de sacrificio, dejando mucho de lado, como la familia: “Les agradezco a ellos y a muchos amigos, que me siguen ayudando para poder cumplir mi sueño que es llegar a lo más alto, seguir creciendo en mi deporte y ayudar a mucha gente que viene atrás”.

¿Cómo trabaja su mente para entrar a la jaula? Lejos de pensar en algo negativo sobre su rival, como muchas veces se dice en el ambiente, El Molo va por otro rumbo: “Hago un trabajo muy profundo. Metí en mi equipo a un coach mental, Pedro Díaz, que va a estar en mi esquina también. Laburo mucho la cabeza para ese momento. Estar tranquilo es muy importante, equilibrado, pero sí con convicción y decisión de que el plan de pelea vaya a a salir y tratar de trabajar en eso. Es intentar romper con los miedos, incertidumbres y estar decidido a la hora de atacar”.

Cuando está agresivo, El Molo hace daño.

Desde que comenzó este camino hasta hoy hubo muchos cambios y cree que fueron muy positivos. “Me analizo mucho y pelea tras pelea trato de buscar la evolución, sea lo físico o lo mental. Me gusta disfrutar lo que hago, de hecho amo esto y por eso lo hago, pero había una parte que no me estaba saliendo y no me estaba sintiendo cómodo, y ahora lo estoy logrando. Quiero terminar de explotar el potencial que sé que tengo, que a veces uno lo guarda inconscientemente por temor, por no arriesgar”.

Mirá también TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2