El mensaje de Villa luego de su regreso en Boca

Feliz de volver a jugar después de tanto tiempo, aunque triste por el resultado. A seguir adelante e ir por todo”. Con ese mensaje, Sebastián Villa celebró en sus redes sociales su regreso a las canchas con la camiseta de Boca luego de 49 días tras haber sido operado de los meniscos de una rodilla.

Mirá también

El posteo de Villa en su cuenta de Instagram luego de haber vuelto a jugar en Boca.

El posteo de Villa en su cuenta de Instagram luego de haber vuelto a jugar en Boca.

El resultado no acompañó al regreso de Villa

Su vuelta quedó empañada por el resultado, por el contexto. Por esta dura caída en Rosario que le cortó al equipo una racha de 15 partidos sin derrotas y dejó a Boca golpeado de cara al sprint final de la Liga Profesional.

Mirá también

Sin embargo, pese a la chance desperdiciada y a las lesiones de Carlos Zambrano y Cristian Medina, no todo fue tan malo para el conjunto de Ibarra: Sebastián Villa, una de las principales figuras del plantel, volvió a pisar la cancha tras una larga inactividad y será una alternativa más que interesante pensando en los tres partidos que restan: Gimnasia en La Plata, el miércoles, e Independiente en la Bombonera, el domingo.

Mirá también

Debieron pasar 49 días para que el delantero de 26 años logre ponerse nuevamente la camiseta azul y oro. Para que el entrenador xeneize pueda volver a contar con él en un partido por los puntos, definitorio. Este domingo, luego de una larga espera, Villa reemplazó a Zambrano (amonestado) al comienzo del complemento y jugó sus primeros 45’ tras la ruptura del menisco externo de la rodilla izquierda.

Mirá también

El último partido del atacante había sido el 28 de agosto pasado, en la victoria 2-1 ante Atlético Tucumán, la noche en que Langoni se vistió de héroe y Boca confirmó su levantada en la previa del Superclásico. Ese día Villa jugó todo el partido y dejó la cancha sin problemas, pero al día siguiente se confirmó la lesión. Afuera, en principio, hasta el 2023…

Mirá también

Villa, de todos modos, no tiró la toalla. Su idea era, acortar los plazos y pegar la vuelta en las fechas finales de la Liga, para estar en la definición del torneo y llegar a punto caramelo ante una hipotética final ante River por el Trofeo de Campeones, el próximo 6/11. En Rosario, por lo pronto, no pesó. Se paró por izquierda y se hizo cargo de casi todas las pelotas paradas. Intentó de afuera sin suerte y asistió a Fabra en una jugada que no prosperó. Y luego, como todo Boca, se perdió. Un regreso con sabor agridulce.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *