El mensaje de Cardona y Villa tras el escándalo

No hubo una aclaración pública, ni una explicación, tampoco una declaración oficial. Después del escándalo en la previa del partido de Boca contra Newell’s, que terminó con Cardona, Zambrano y Villa afuera de los titulares, los protagonistas de la historia no hablaron. Pero sí los colombianos se expresaron por redes sociales, aunque con un mensaje confuso. Una especie de descargo que, al menos, obliga a interpretar y que parece lejos de dar una versión puntual de los hechos.

Tanto Cardona como Villa se mostraron en sus historias de Instagram con una foto de entrenamiento y un emoji de una persona de perfil soplando. Claramente, los dos se pusieron de acuerdo en expresarse de esa manera luego de dos días en los que estuvieron en el centro de escena. Lejos de aclarar una situación que puertas adentro hasta el club reconoció como “un acto de indisciplina” y que sus propios compañeros terminaron cuestionando por todo lo que Boca se está jugando, ambos futbolistas decidieron reaccionar de esa manera.

La publicación de Villa.

La publicación de Villa.

Mirá también

La historia de Cardona, con el mismo emoji que Villa.

La historia de Cardona, con el mismo emoji que Villa.

Lo que está claro es que con el correr de las horas se fue conociendo que la versión oficial de una “intoxicación” no fue justamente lo que pasó con Zambrano, Villa y Cardona para que Battaglia los dejara afuera del equipo. Esa coartada tuvo, en definitiva, patas cortas. De hecho, Olé pudo averiguar con una fuente cercana al plantel que la indisciplina incluyó mujeres y otra fuente que conoce los movimientos de la concentración xeneize también habló de alcohol, con distinto grado de responsabilidad de los jugadores.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Así, la explicación que dio Battaglia quedó enseguida expuesta. Porque hasta la charla técnica, Cardona, Villa y Zambrano creían que iban a jugar, de acuerdo al equipo anunciado para el partido postergado del domingo y al ensayo táctico del lunes. Y sus entornos no estaban al tanto de que hubieran sufrido algún problema médico. Por lo cual, resultó difícil sostener lo del malestar desde la mañana que mencionó el DT.

Incluso contra Newell’s, al entrar a jugar en el segundo tiempo, ni Edwin ni Villa dieron señales de haber sufrido una “intoxicación”, con efectos no compatibles para la práctica deportiva de alta competencia.

Battaglia deberá definir ahora qué hace con los "intoxicados". (Prensa Boca)

Battaglia deberá definir ahora qué hace con los “intoxicados”. (Prensa Boca)

Los hechos

Luego de la suspensión del domingo, Boca volvió al hotel Intercontinental donde se concentra, se entrenó el lunes por la mañana (donde Battaglia paró los mismos 11 que firmó planilla) y después los jugadores tuvieron libre hasta las 22.30, el horario previsto para regresar a la concentración. Y entre que dejaron el club y se presentaron nuevamente se dio la indisciplina en cuestión.

En estos tiempos de poco turismo, explicó a Olé una fuente que conoce los movimientos de la concentración xeneize que el hotel está casi a disposición del club. Mucho más si los jugadores dejaban las habitaciones a la mañana para ir al entrenamiento y las volverían a ocupar por la noche para guardarse para el partido del martes ante Newell’s. Y la aparición de los futbolistas llamó enseguida la atención: Villa y Zambrano llegaron juntos en un mismo auto, Cardona lo hizo por su cuenta más tarde.

“Es una bomba que va a estallar. Lo que pasó es algo interno por mujeres, llevaron mujeres al hotel”, le reveló a Olé una fuente del club.

“Pasó en el rato que tuvieron libre. Los agarraron por las cámaras de seguridad, la seguridad del hotel avisó a la del club y se enteró el Consejo”, agregó.

El cambio en la formación que destapó el escándalo de la concentración.

El cambio en la formación que destapó el escándalo de la concentración.

La defensa de Villa es que llevó a su compañero, bajó al hotel y pronto se marchó. No se quedó. Y cuando se enteró del castigo, aseguró que no tenía nada que ver.

Cardona, por su parte, también se despegó de esas acusaciones, pero no pudo negar que se presentó a la concentración en malas condiciones. “Llegó roto”, dijo a Olé otra fuente con contactos en el hotel Intercontinental.

Mirá también

Mirá también

¿Y Zambrano? Ya estaba marcado por un antecedente de inconducta en un viaje al Interior.

¿Y ahora? ¿Jugarán con Arsenal?

La decisión final de sacarlos del equipo fue de Battaglia, con el aval del Consejo y de los referentes. No por falta de autoridad, sino por manejo interno de grupo. Y en el vestuario se los comunicó a los tres, dándoles los motivos.

El castigo fue que arrancaran en el banco y al parecer terminó ahí. Por eso el entrenador los mandó a Cardona y Villa al campo de juego cuando las papas quemaban bajo el riesgo de que quedaran como salvadores, como finalmente ocurrió. Uno gracias a su talento para hacerse dueño del equipo y manejar los hilos, y el otro por su velocidad y capacidad para desnivelar por las bandas.

Mirá también

Mirá también

Pero ahora Battaglia deberá definir de cero qué hace con ellos ante Arsenal. Sobre todo, en el caso de Cardona y Villa, las dos figuras del equipo: si los pone teniendo en cuenta que sumaron pocos minutos contando los dos últimos partidos (Independiente y Newell’s) o si los guarda para la final de la Copa Argentina, el próximo miércoles 8, ante Talleres.

Lo que haga el DT, seguramente, tendrá rebote, porque es una situación que ya marcará el andar de Boca de acá al final de la Liga y, obviamente, en la posibilidad de sumar un nuevo título que otorgue a su vez el pasaje a la Copa Libertadores 2022, el gran objetivo del club.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *