El llanto desgarrador de un jugador argentino de Pumas tras la derrota

Este miércoles Seattle se consagró campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf tras vencer por 3-0 a Pumas y hubo una escena que conmocionó a todos los seguidores del equipo mexicano. Es que al finalizar el partido, el delantero Juan Ignacio Dinenno rompió en llanto tras la derrota.

Mirá también

Tras haber sido una de las figuras del torneo con nueve goles, fue una de las piezas claves para que el equipo pueda llegar a la final. Incluso en el partido de ida que terminó 2-2, fue el autor de los dos goles. Sin embargo, en la revancha no pudo marcar y se lo pudo ver completamente abatido.

Cuando el árbitro hizo sonar el silbatazo final, el argentino cayó tumbado al piso y lloró hasta el cansancio. Al rato se acercaron integrantes del cuerpo técnico a consolarlo y lo alentaron a levantar la cabeza.

Mirá también

Incluso el presidente del club, Leopoldo Silva, fue quien le entregó el trofeo al ex Racing que obtuvo el reconocimiento como el goleador de la Concachampions, pero su tristeza era evidente. Al momento de recibir el galardón, se recostó en el hombro del dirigente quien lo consoló en el momento de angustia. Una derrota dura de digerir. 

¿Cómo fue el partido?

En Estados Unidos fue todo del Seattle. Le costó abrir el resultado, es cierto, pero después lo manejó con holgura, como si se tratara de un equipo experto en este tipo de definiciones, cuando en realidad nunca había llegado a la final y apenas cuenta con dos títulos locales en su haber, aunque los dos cercanos en el tiempo (2014 y 2019).

Mirá también

Los Sounders tuvo, además de al uruguayo, otro héroe que se llamó Ruidíaz. El peruano convirtió los dos primeros goles del equipo, uno en el cierre de la primera etapa y otro cuando faltaban 10 minutos para que terminara el partido. Lodeiro, ya en el final, convirtió el triunfo en goleada y el festejo tímido y algo contenido en un desahogo completo y una fiesta espectacular.

Este triunfo de un equipo de Estados Unidos marca un punto de inflexión en el fútbol de la Concacaf. Tras 16 años de hegemonía mexicana y 20 sin clubes de la MLS campeón, la Concachampions volvió a ir para Norteamérica, con un agregado más que especial: será la primera vez que una franquicia de esa liga juegue el Mundial de Clubes.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *