El límite ya se pasó hace rato

Mariano Andújar acepta que su reacción contra hinchas de Huracán el martes fue “inapropiada” y, ahora con acierto, no la justifica. Todo lo que hizo después del episodio por el que debe responder ante la Justicia Contravencional invita a cierta empatía con Andújar: fue a explicarle al árbitro lo que había hecho (Baliño no había visto ni informado nada) y a disculparse con los dirigentes de su club y de Huracán.

También reveló que lo que lo sacó de eje fue el persistente hostigamiento de hinchas con alusiones a su padre recientemente fallecido. Ahí dijo: “Cruzaron un límite”.

El arquero le tira piñas al alambrado; desde ahí lo insultaban.

El arquero le tira piñas al alambrado; desde ahí lo insultaban.

Mirá también

Dentro del campo de juego los jugadores viven diciéndose barbaridades de toda calaña, pero están mal vistos los que se meten con temas sensibles de la vida privada del otro.

Del alambrado para afuera, no parece haber ningún código. Apenas se empieza a tomar conciencia de ciertas ofensas que el mundo del fútbol naturaliza, a partir de sanciones a hinchadas por cantos racistas, discriminadores y homofóbicos. Siempre fueron (todavía son) moneda corriente.

Mirá también

Entonces, infelizmente debemos decir primero que si un futbolista no está en condiciones de tolerar insultos y ofensas de la tribuna sin reaccionar como lo hizo Andújar, no puede ni entrar a la cancha a jugar. Hasta que esa cultura cambie (y no cambiará sola, sin que nadie haga nada), ocurrió y ocurrirá.

¿Qué tendrían que hacer los árbitros, entonces?Insultados en todos los partidos, ¿deberían ir a agarrarse a piñas con los fanáticos todos los domingos?

Dice Andújar que los ofensores cruzaron un límite, y la realidad es que los hinchas no tienen límite. En la tribuna insulta, al lado de su hijo de 5 años, el padre que vive diciéndole que sea educado; insulta el operario y el desocupado y el director de la empresa; insulta el cura y el maestro. Y nadie cree que esté mal.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *