El gesto de James que generó repudio en los jeques y podría costarle una durísima sanción

James Rodríguez es un jugador temperamental y no es la primera vez que se enoja luego de ser expulsado. Aun así, la actitud que tuvo en el último partido contra el Al Arabi Doha parece no haber caído bien entre los jeques árabes que repudiaron su accionar y la sanción podría ser durísima.

Es que este sábado el Al Rayyan visitó al Al Arabi Doha por la Qatar Stars League y los locales se impusieron por 2-1. Aun así, cuando iban 99 minutos y el equipo del colombiano estaba intentando conseguir un empate, James cometió una durísima falta que le costó la expulsión. En ese instante el centrocampista enloqueció y quiso irse a las manos con el árbitro.

Mirá también

A pesar de que las imágenes de la transmisión captaron el momento en el que James explotó de furia, no fue ese el problema con los jeques locales. Luego de desatar su bronca en el campo de juego, se retiró quitándose la camiseta y según explicó el periodista Javier Hernández Bonnet, por temas “culturales y morales”, no esta bien visto que un persona descubra su torso de la forma en la que lo hizo James.

Es por eso que el Comité Disciplinario de la Asociación de Fútbol de Qatar podría sancionar duramente al colombiano que podría perderse un poco más de la mitad de la Liga por haberse quitado la camiseta en el campo de juego. Desde el Al Rayyan ya están preparando una forma de defenderlo, pero las costumbres locales son distintas a las que él conoce y habrá que ver cómo lo justifican.

¿Cuáles serían las posibles sanciones?

La transmisión del partido siguió a James segundo a segundo y registró todo su accionar en el momento de calentura. Manotazo va, insulto viene, puede atenerse a dos duras sanciones, según el Artículo 48 del Código Disciplinario. Primero, una fuerte multa económica por enfrentarse al árbitro y, segundo, un castigo importante con una elevada cantidad de partidos suspendido.

1. Intento de agresión física (codazos, puñetazos, patadas, etc.) a un oficial del partido: máximo de 10 semanas de suspensión o 10 partidos y multa de un máximo de QAR 200.000 (cifra cercana a los 55 mil dólares).

2. Agredir (codazos, puñetazos, patadas, etc.) a un árbitro del partido: suspensión máxima de 24 partidos y multa máxima de QAR 300.000 (cifra cercana a los 83 mil dólares).

Si esta normativa se aplica, además de tener que abonar las millonarias sanciones de su bolsillo, James se perderá varios encuentros con Al-Rayyan y no volvería a jugar a nivel clubes hasta 2022. De yapa, por la criminal infracción que recibió y que desató su furia, terminó lesionado: tiene una pequeña lastimadura en su mentón y un fuerte golpe en las costillas.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *