El Gallito cayó en Tandil y perdió la oportunidad de punta

Los goles que no se hacen en un arco ya se sabe dónde terminan. Morón se jugaba la posibilidad de ver a todos desde lo más alto, pero la presión le pesó demasiado y se le cerraron los tres palos de Nicolás Avellaneda. Y eso que tuvo unos cuantos mano a mano…

Mirá también

Con el pasar de los minutos, el Gallito se fue dando cuenta de que la ocasión desperdiciada por Mateo Levato, en el comienzo del partido, picando la pelota en el mano a mano con el arquero, le iba a doler. Mientras avanzaba el desarrollo del encuentro, a los dirigidos por Lucas Bovaglio se les fue alejando el área de Santamarina. En el primer tiempo fue arrollador, con muchas chances claras, pero sin contundencia. Y después se quedó. Encima, no le dieron un penalazo…

Mirá también

El descanso les jugó a favor a los de Tandil. El Aurinegro comenzó atacando directamente a los centrales y esto desestabilizó la última línea. Igualmente, el gol llegó por una mala salida de Bruno Galván que encontró desarmado al equipo. Lo aprovechó Martín Michel, que definió muy tranquilo para ser el goleador de su equipo con cinco.

Mirá también

Después de ponerse en ventaja, los de Sotelo no sacaron el pie del acelerador y siguieron proponiendo en ofensiva. Así llegó el tanto de cabeza de Sayago y la sentencia para Morón.

Mirá también

Claro, antes el Gallo estuvo ahí del empate. Hubo un penal que no le cobraron a Avellaneda por un rodillazo en el pecho a Levato: error tremendo de Abal. Eso, sumado a las falencias en la definición privaron al equipo del Oeste de la punta. Ahora, con la calculadora en la mano. Y festejo de Barracas Central…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *