El ex Newell’s que entró a la casa de Gran Hermano Brasil

Big Brother es un verdadero clásico de la televisión brasileña, que ya acumula 22 temporadas consecutivas desde la llegada del formato en 2002. Tal como pasaba en Argentina, edición a edición las reglas de juego van cambiando y en los últimos años los organizadores optaron por un formato de participantes mixto entre famosos y, como le llaman en Brasil “anónimos”.

Y la edición 2022, que se puso en marcha este domingo, no es la excepción. Pero, ¿por qué estamos hablando de un reality brasileño en un diario deportivo de Argentina? Hay una explicación. Es que uno de los participantes es nada más y nada menos que Mario Jardel. Seguramente los más fanáticos del fútbol y los hinchas de Newell’s, claro, lo van a recordar.

Jardel, quien debutó en Primera División en Vasco da Gama en 1991, tuvo una extensa carrera que incluyó un total de 20 clubes, muchos de ellos lejos de su Brasil natal. Además de sus pasos por Portugal, Turquía, Italia, España, Inglaterra, Australia, Chipre, Bulgaria y Arabia Saudita, el delantero también jugó en Argentina.

Mirá también

Jardel llegó al club de Rosario a mediados de 2004, cuando el Tolo Gallego armaba el equipo que luego fue campeón. El Tolo apostó por el brasileño, que llegaba a la Lepra con grandes pergaminos y casi 300 goles. De hecho, en su paso por Porto había convertido 130 tantos en 125 partidos jugados.

Jardel, en la casa de Gran Hermano Brasil.

Jardel, en la casa de Gran Hermano Brasil.

Sin embargo, en su debut frente a Vélez, su rendimiento no estuvo a la altura y fue reemplazado luego del primer tiempo. Tras su primer encuentro, fue muy criticado por los hinchas y muchos apuntaron a su estado físico. Si bien sumó algunos minutos más, nunca pudo adaptarse y, tras seis meses en el club y sólo tres partidos disputados en Primera (también jugó algunos en Reserva), armó las valijas y se fue al Alavés de España, antes de regresar nuevamente a Brasil. 

Mirá también

En su paso por Newell’s, además, Jardel se ganó una camioneta que sorteó Gallego entre todos los integrantes del plantel campeón. Hoy, con 48 años y luego de un pasaje complicado de su vida, que incluyó una internación por depresión y el consumo de alcohol y drogas, Jardel se sumó a la casa de Big Brother decidido a dejar su huella.  

Mirá también

No es el único participante del mundo del fútbol

Además de Jardel, también entró a la casa Bruno de Carvalho, quien actualmente es comentarista deportivo y, en el pasado, fue presidente del Sporting de Lisboa. De hecho, tiene el triste récord de ser el primer presidente despedido por el voto de los socios. 

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *