El ex coordinador de Inferiores de Boca que dirige Pumas de México

Un ex coordinador de Inferiores de Boca, para él “el menos conocido de la historia porque di pocas notas”, está dirigiendo a Pumas de México. “No tenía pensado ser técnico de Primera porque lo mío, a lo que me he dedicado muchísimo, es la formación de jugadores. Pero un día me llegó la propuesta y empecé como interino para dar una ayuda. Hoy, llevo un año y medio en el cargo”, cuenta Andrés Lillini, quien estuvo al mando de las juveniles del Xeneize entre 2007 y 2011. Y este santafesino de 47 años está dando que hablar en el país de los tacos y el tequila: llevó a su equipo a la final del Apertura 2020 (cayó 3-1 con León) y ahora es uno de los tres técnicos argentinos que están disputando las semis del actual torneo (los otros dos son Ariel Holan en el León y Diego Cocca en el Atlas). En la ida, su Pumas cayó 1-0 ante el Atlas y este domingo es la vuelta.

Lillini, uno de los técnicos del momento en México.

Lillini, uno de los técnicos del momento en México.

Mirá también

-¿Qué no puede faltar en un equipo tuyo?

-Como siempre la entrega de los futbolistas. Es lo que me mantiene vivo como entrenador.

-¿Y qué argumentos te ilusionan para poder ser campeón con Pumas?

-Primero hay que pasar esta fase. Pero el equipo tiene la experiencia de haber jugado una final hace seis meses y no creo que vuelva a cometer los mismos errores.

Hay seis entrenadores argentinos en la Primera de México (y tres llegaron a las semis). ¿Por qué allá se los busca tanto?

Hay una valoración muy alta por el técnico argentino y por ahí las dirigencias los eligen por sobre los mexicanos, que son muy estudiosos, porque el argentino es muy bueno para sobrepasar dificultades. Es que el fútbol de acá es de alta intensidad, muy táctico y con canchas muy diferentes, algunas con altura. Y hace mucho calor y frío. Los entrenadores tienen muchas y grandes dificultades que resolver todo el tiempo.

Diego Cocca, el entrenador argentino que más lo complicó en  el país de los tacos y el tequila.

Diego Cocca, el entrenador argentino que más lo complicó en el país de los tacos y el tequila.

Mirá también

-¿Y cuál te complicó más de estos técnicos?

-El que estoy enfrentando ahora: Cocca. Tiene muy claro todo y un sistema de 5-2-3 o 5-3-2 que su equipo lo tiene bien aceitado con una convicción fuerte. Cuenta con un bloque defensivo muy bueno y grandes delanteros.

-Tu estilo es apostar a los jóvenes… ¿Por qué?

-Porque son esponjas, que aprenden continuamente y confío en que siempre el esfuerzo será el máximo. A iguales condiciones, siempre voy a poner al juvenil. Igual, debe ir sí o sí acompañado de gente de experiencia.

-¿Y quiénes son tus referentes?

-El Tata Martino, que tengo la suerte de hablar con él al estar en la selección de México. Me gustó mucho su Newell’s. Y después, todos nos queremos parecer a Gallardo por todo lo que es, cómo maneja al grupo y su gran virtud: ante el éxito su equipo no deja de seguir compitiendo. Eso es increíble, porque a veces marea y te hace salir del enfoque. Me gustaría que se quede en el fútbol argentino porque su presencia jerarquiza y dignifica la profesión. Luego, estuve cerca y aprendí de otros: la parte táctica de Rubén Omar Romano, del Turco Mohamed la conducción y de Miguel Ángel Russo me nutrí mucho en la toma de decisiones.

"Todos nos queremos parecer a Gallardo", dice el entrenador de Pumas.

“Todos nos queremos parecer a Gallardo”, dice el entrenador de Pumas.

Mirá también

-Y fuiste dirigido por Sampaoli…

-Claro. Lo tuve en Belgrano de Arequito, de la liga amateur de Casilda. Me enseñó a trabajar diariamente, a organizarme, a ser más competitivo. Me quedaron muchísimas cosas de él: su obsesión por la lectura de juego y su preparación de los partidos. Es un loco lindo, un obsesivo, un hombre de muchos conceptos futbolísticos propios. Jorge es un referente.

-Antes jugaste en las Inferiores de Newell’s ¿no?

-Sí, mi división era muy buena, muchos llegaron a Primera pero yo me quedé en el camino. Pero no me sentí nunca frustrado, al contrario, agradecido del camino y la experiencia porque tuve un crecimiento personal muy importante que fue muy valioso para mi vida.

-¿Qué jugador te llevarías a México?

-Julián Álvarez. Está en un nivel increíble. Y también me gusta mucho Enzo Pérez por su liderazgo y Matías Tissera, de Newell’s, es bueno.

-¿Fue cierto que quisieron llevarse a Armani a Pumas a mediados del 2020?

​-No, nunca se nos pasó por la cabeza traer a Armani por una cuestión económica. Si quiere venir, bienvenido sea, ja, ja. Igual, yo tengo a Alfredo Talavera, que es el mejor de la Liga de México y nos salvó doscientas mil veces. Estamos muy bien en ese puesto y nunca lo buscamos.

-¿Cómo fue ser coordinador de las Inferiores de Boca?

-Me tocó una época de gloria. El presidente de ese entonces Pedro Pompilio apostó por un trabajo de juveniles y por eso me tocó estar presente en el debut de muchísimos. Hice un máster en Boca, que es como estar en Harvard. Pasan muchos jugadores talentosos, hay situaciones difíciles y el mundo que rodea al club es único. Gran parte de lo que soy es por Boca.

"Gran parte de lo que soy es por Boca". Lillini fue coordinador de las inferiores del club entre 2007 y 2011.

“Gran parte de lo que soy es por Boca”. Lillini fue coordinador de las inferiores del club entre 2007 y 2011.

Mirá también

-¿Cuáles son las mejores canteras de nuestro fútbol?

-Hay muchas buenas. Lanús nunca dejó de sacar futbolistas interesantes en el último tiempo, River saca con corte europeo: los que juegan en Primera, van a Europa. Creció muchísimo en su infraestructura y desarrollo Talleres. Después, Argentinos Juniors ha sabido volver a la historia que tenía.

-¿Cuándo un pibe está para Primera?

-​No hay una ciencia para eso. Es un paso duro en lo emocional porque algunos futbolistas vienen marcando un gran diferencias en Inferiores y al subir se aplacan los primeros meses porque el cambio de nivel es brusco. Entonces, me fijo que pueda aguantar emocionalmente el mundo de Primera con las presiones y el estrés de la competencia.

-¿Mejorarías algo del proceso de formación?

Las presiones de la familia y de los clubes. Son desmedidas, deben ser menores. Cambiar que el que no llega es un fracaso. No juega el que quiere, sino el que eligen. En el fútbol el éxito se mide con el éxito y si no entras en esa cajita para todos es fracaso. Hay procesos que se deben respetar, equipos que llegan a la final y no se valoran. Solo a uno, al ganador… Volviendo, los chicos aceptan cuando le dicen que no podrán continuar en el club porque son conscientes de que hay mejores en la división. A veces el proyecto de futbolista es más de una familia que de un joven y ante un resultado no positivo, ese núcleo se enoja con él. ¡La carrera es del chico, no de la familia!

¿Qué recordás de Banega y Gaitán?

-Todos los que veían a Éver sabían que jugaría en Primera. Descarado, simpático, con un gran temperamento y personalidad. El talento del barrio en una cancha. Se puso la camiseta de Boca y nunca le pesó. De lo mejor que he visto en Juveniles. Y Gaitán, cuando subió a Primera, resolvió situaciones que en Inferiores no lo hacía.

"Uno de los jugadores argentinos de la historia que mejor entendieron el deporte tiene que estar en estos puestos. No podemos perderlo: tiene muchas cosas para transmitir", comenta de Riquelme como dirigente.

“Uno de los jugadores argentinos de la historia que mejor entendieron el deporte tiene que estar en estos puestos. No podemos perderlo: tiene muchas cosas para transmitir”, comenta de Riquelme como dirigente.

Mirá también

-¿Charlaste con Román? ¿Cómo era con los pibes?

-Tuve unas pocas charlas, en una de ellas me sorprendió los muchísimos jugadores del mundo que conocía. Siempre fue muy respetuoso. Y con Palermo y Battaglia guiaba y ayudaba mucho en todo a los que subían a Primera. Ahora, está en el lugar que debía estar. Uno de los jugadores argentinos de la historia que mejor entendieron el deporte tiene que estar en estos puestos. No podemos perderlo: tiene muchas cosas para transmitir.

-¿Acertó en poner ex jugadores del club como técnicos en las Inferiores?

-Sí, estoy totalmente de acuerdo. Claro que si estan preparados para dirigir y les gusta ser entrenador de divisiones inferiores con todo lo que eso implica: no vas a ganar mucho dinero, salir tanto en la prensa, ni a transcender. Hay que tener pasión por formar y pedagogía. Hice lo mismo en Pumas. Hay clubes especiales, de filosofías históricas y no hay alguien mejor para transmitirlo que los que la hayan mamado.

-¿Te gustaría volver a trabajar en Argentina?

-Sí, me gustaría ser coordinador de inferiores de un proyecto sólido y con tiempo de desarrollo. Y dirigir siempre y cuando sea apostar por los juveniles. No sé por cuánto tiempo seguiré siendo entrenador de Primera. Todo depende del proyecto.

Le gustaría dirigir o estar a cargo de las inferiores nuevamente en un club del fútbol argentino.

Le gustaría dirigir o estar a cargo de las inferiores nuevamente en un club del fútbol argentino.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *