El equipo de Orión, campeón en la C

Hay un sueño que lo sigue a todos lados. Hay un sueño que se gestó en la tribuna y que dio un paso adelante para tratar de conseguirlo ya entrado en años. Hay un sueño que no lo deja en paz. Hay un sueño que está cada vez más cerca de lograrlo. Midland igualó en su visita a Central Córdoba de Rosario, se consagró campeón del Torneo Apertura y se aseguró un lugar en la semifinal del Reducido por el único ascenso a la Primera B. Y hay una persona que lo festejó más que nadie.

EL MOMENTO DE LA CONSAGRACIÓN

¿Quién? Agustín Orión, el ex arquero de Boca y actual vicepresidente del Funebrero, el club de toda su vida, el club de su familia. Luego de que se retirara del profesionalismo hace tres años en Colo Colo, el hombre de 40 años tomó la decisión de meterse de lleno en el día a día del equipo del que es hincha. Por eso, se postuló en las últimas elecciones realizadas en abril junto a su hermano Sebastián y así comenzó su etapa como dirigente.

La lista 14 se quedó con las elecciones en abril. (Foto: Midland)

La lista 14 se quedó con las elecciones en abril. (Foto: Midland)

Pese a que nunca llegó a jugar en Midland como jugador, Orión llevó su escudo a cada cancha en la que jugó, en cada trofeo que levantó y en cada rincón del mundo que recorrió. Y no es una metáfora, es un hecho, porque el tatuaje que lleva en su antebrazo derecho es una declaración de amor inmensa.

Sebastián Orion y su hermano Agustín, en una vieja foto junto al Lobo Cordone.

Sebastián Orion y su hermano Agustín, en una vieja foto junto al Lobo Cordone.

El desahogo de Agustín es el mismo que sintieron todos los hinchas del Funebrero. Los abrazos se multiplican en Rosario y también en Libertad. Las lágrimas caen y la ilusión florece en medio del barro del Ascenso. Porque a 26 años del histórico ascenso a la B Metro luego de reclasificatorio que dio tres lugares por la reestructuración de la vieja B Nacional, el equipo logró su primer campeonato en la C.

Lo hizo sufriendo. Lo hizo apoyándose en Maximiliano Rogoski y en Sebastián Anchoverri, dos de las grandes figuras del conjunto de la dupla Sergio Orsi y Matías Módolo. Lo hizo con la personalidad de un grupo que está para cosas aún más grandes, ya que lo realizado en este primer semestre es solo una parte del sueño. Y lo hizo viniendo de atrás, ganándole a Berazategui y a Real Pilar cuando eran líderes, y también a Alem y a Sportivo Italiano, otros que peleaban por quedarse con el campeonato. Salud, che.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *