El deporte contra Rusia

Poco después de la invasión de las tropas rusas a Ucrania, el mundo del deporte tuvo fuertes reacciones en contra de la operación militar ordenada por el presidente Vladimir Putin. Por ejemplo, es muy probable que la UEFA le retire la final de la Champions en San Petersburgo. Y hay otra movidas.

Por ejemplo, el club Schalke de Alemania avisó que decidió sacar a un sponsor ruso de su camiseta. Se trata de Gazprom, una empresa rusa dedicada a la explotación y distribución de gas y petróleo, una de las más grandes a nivel mundial en este rubro.

El Manchester United anunció que gestiona la salida de su auspiciante Aeroflot, aerolínea rusa, del club. Esto, pese a que el acuerdo era de 40 millones de libras.

Mirá también

Polonia, República Checa y Escocia pidieron no jugar el Repechaje para el Mundial de Qatar en Rusia y esperan una sede alternativa.

En tanto, el torneo Challenger de Moscú, programado para la próxima semana, fue suspendido por la ATP para preservar “la seguridad de los jugadores”. Además, la eliminatorias entre Ucrania y Barbados por la Copa Davis fue trasladada a Turquía.

También la Fórmula 1 está afectada. El piloto Sebastian Vettel pidió que se cancele la carrera prevista para septiembre, el Gran Premio de Sochi, en Rusia. “Me desperté esta mañana impresionado. Es horrible. Según el calendario, tenemos una carrera en Rusia. Es un error correr allí. Yo ya he tomado mi decisión. No participaré”.

Más de F1: la escudería Haas no usó la marca de la empresa Uralkali en el último día de test. Los autos salieron a pista con una decoración blanca.

Mirá también

Mesut Ozil, jugador alemán del Fenerbahce de Turquía, posteó una imagen en la que un niño con su camiseta le saca la tarjeta roja a un soldado. 

El posteo de Ozil en Twitter.

El posteo de Ozil en Twitter.

En básquet, el Zalgiris de Lituania anunció que no jugará más partidos en Rusia. El club iba a disputar un partido contra el CSKA en Moscú el 25 de marzo, y ante el Zenit en San Petersburgo, el 8 de abril. Además, el Barcelona de España avisó que no jugará dos partidos programados en Rusia.

Un día antes, en Lisboa, durante el match entre Benfica y Ajax por la Champions, el ucraniano Roman Yaremchuk había celebrado un gol con un símbolo de la independencia ucraniana

Roman Yaremchuk en el festejo de su gol.

Roman Yaremchuk en el festejo de su gol.

Durante el partido del Atalanta ante el Olympiacos, por la Europa League, el ucraniano Malinovskyi festejó un gol con una remera que pedía que no hubiese guerra en su país. La UEFA podría sancionarlo por su actitud. 

El multimillonario ruso Roman Abramovich, dueño del Chelsea de Inglaterra desde 2003, no puede ingresar al país y el gobierno le bloqueó sus cuentas bancarias.

Tanto la FIFA como el Comité Olímpico Internacional condenaron el ataque, lo cual puede complicar a todo el deporte ruso a futuro.

Un referente

Andrey Shevchenko, probablemente el futbolista ucraniano más importante de la historia, se manifestó en Twitter: “¡Ucrania es mi patria! ¡Siempre estuve orgulloso de mi gente y de mi país! ¡Hemos pasado por muchos momentos difíciles y en los últimos 30 años nos hemos formado como nación! ¡Una nación de ciudadanos sinceros, trabajadores y amantes de la libertad! ¡Este es nuestro activo más importante!”.

En Ucrania se vive con mucha angustia. El torneo local ya fue suspendido provisoriamente. Aunque en el mundo no se pide por la vuelta del fútbol sino por la paz.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *